Una investigación de la Universidad de Waterloo, en Canadá, ha revelado que las personas que toman un diurético y un inhibidor para la hipertensión tiene que tener cuidado al tomar ibuprofeno. Son medicamentos que suelen recetarse a la vez para las personas con hipertensión y que están disponibles a través de diversas marcas farmacéuticas, mientras que los analgésicos como el ibuprofeno son de venta libre.

La investigación

Para este estudio, los investigadores utilizaron ensayos farmacológicos simulados a través de ordenador para poder modelar las interacciones de estos tres fármacos y el impacto que generan en el riñón y descubrieron que, en personas con unos perfiles médicos, la combinación puede ocasionar una lesión renal aguda y hay casos en los que puede ser permanente.

“No es que todos los que tomen esta combinación de fármacos vayan a tener problemas. Pero la investigación muestra que es un problema suficiente como para tener precaución”, explica la responsable de la investigación, Anita Layton. Layton y su equipo ha utilizado las matemáticas y la informática para poder explicar a los médicos las complicaciones que pueden llegar a presentar ciertos medicamentos.

Impacto con fármacos para la hipertensión

Esta investigación de la Universidad de Waterloo también es útil para las personas que toman fármacos para la hipertensión y que, cuando presentan cualquier dolor recurren a un analgésico con ibuprofeno sin pensarlo. “Los diuréticos son una familia de fármacos que hacen que el cuerpo retenga menos agua. Estar deshidratado es un factor importante en la lesión renal aguda, y luego el inhibidor del RSA y el ibuprofeno golpean el riñón con este triple golpe. Si por casualidad estás tomando estos medicamentos para la hipertensión y necesitas un analgésico, considera el paracetamol en su lugar”, explica la responsable de la investigación, Layton.