España y Francia firmarán mañana en Barcelona un Tratado de Amistad que no existía hasta ahora pese a la estrecha relación bilateral entre ambos países, con el que se pretende encumbrar la cooperación en todos los ámbitos.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, serán los padrinos de esta firma en la XXVII cumbre entre España y Francia, que se celebra mañana y en la que está previsto que participen casi una veintena de ministros de ambas delegaciones.

Por parte española acompañarán a Sánchez sus tres vicepresidentas y los ministros de Asuntos Exteriores, Defensa, Interior, Transportes, Educación, Agricultura y Cultura, que mantendrán reuniones por separado con cada uno de sus respectivos homólogos.

Estaba previsto que hubiera alguna presencia más por parte francesa, pero las protestas que han convocado los sindicatos para esta jornada contra los planes de su Gobierno para aumentar la edad de jubilación han provocado que, finalmente, alguno no viaje y permanezca en París a la espera de la evolución de los acontecimientos.

En concreto, la previsión es que varios ministros vuelvan a Francia antes de lo barajado inicialmente y el titular de Trabajo, Olivier Dussopt, no saldrá del país.

Si en Francia están previstas esas movilizaciones, también las habrá en Barcelona convocadas por organizaciones y partidos independentistas catalanes.

Entre ellos, el presidente regional de Cataluña, Pere Aragonès, que a pesar de todo acudirá al inicio de la cumbre en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) para saludar a Sánchez, Macron y sus respectivas delegaciones junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Sánchez y Macron mantendrán una reunión privada y habrá otras sectoriales de cada ministro con su respectiva contraparte.

El Tratado de Amistad y Cooperación de Barcelona dará un marco jurídico permanente a la relación bilateral, fue avalada este martes por el Consejo de Ministros de España, y entre los ámbitos en los que se reforzará la colaboración estarán el de defensa, la justicia y el impulso de las interconexiones.

Por primera vez se creará un Consejo Bilateral de Defensa y Seguridad, formado por los ministros de Asuntos Exteriores y Defensa de ambos países que se reunirá anualmente, y un grupo de trabajo de Interior sobre cuestiones migratorias.

Francia condiciona la reapertura de los nueve pasos fronterizos con España que siguen cerrados desde enero de 2021 a los avances de ese grupo de trabajo y, en particular, a la creación de brigadas mixtas.

Este es uno de los puntos en los que España y Francia sí discrepan, ya que el Gobierno español afirma que pedirá la reapertura inmediata de esos pasos.

Fue en la cumbre que presidieron el año pasado en la localidad francesa de Montauban Sánchez y Macron cuando acordaron que en la próxima cita de estas características se firmaría el Tratado de Amistad, que consta de una serie de capítulos que abarcan áreas de todo tipo.

En el último de ellos se fija el compromiso de los dos países de trabajar en una estrategia de cooperación trasfronteriza.

Mas allá del Tratado de Amistad, se firmarán otros convenios de colaboración entre varios ministros, uno de ellos el que actualiza un tratado en materia de defensa que data de 1983.

Sobre la mesa de la cumbre estarán también cuestiones de la agenda europea (entre ellas, el futuro corredor energético verde H2Med, la reforma del mercado eléctrico y las prioridades de la presidencia española de la UE en el segundo semestre de este año) y las consecuencias de la guerra en Ucrania.

VOLVER A PORTADA