El presidente Sánchez se verá con sus homólogos Macron y Costa para cerrar esta alternativa energética tras el fracaso de MidCat

España, Francia y Portugal se reunirán este viernes en Alicante en el marco de la celebración de la IX Cumbre Euromediterránea EU-MED9 para avanzar en el desarrollo del corredor submarino de hidrógeno verde H2Med, inicialmente bautizado como BarMar, un proyecto que presentarán a la Comisión Europea (CE) el próximo 15 de diciembre.

El encuentro, al que acudirán el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el jefe de Estado francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, así como la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, se celebrará de forma paralela a la EU-MED9, aplazada desde septiembre por el positivo en coronavirus de Sánchez.

En el ámbito energético, la reunión servirá para ultimar detalles sobre el H2Med, un hidroducto que transportará hidrógeno verde entre Barcelona y Marsella (sureste francés) y que pactaron en octubre los tres países como alternativa al añorado proyecto transpirenaico del MidCat, que contaba con el rechazo del Ejecutivo galo.

Planes para 2030

Sin embargo, todavía se desconocen los detalles técnicos y financieros del proyecto, así como los plazos que se manejan para que entre en funcionamiento, aunque fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfica señalan 2030 como la fecha más factible para su puesta en marcha.

Aunque en un principio se barajó un plazo de construcción de entre cuatro y cinco años, los procesos de tramitación de infraestructuras transeuropeas pueden dilatarse entre uno y dos años, un plazo al que habría que sumar el visto bueno definitivo de los países y su construcción definitiva.

Pese a que los plazos no son tan ágiles como los que ofrecía el MidCat, la intención del Gobierno español, según explicó recientemente la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, pasa por presentar el proyecto a la Comisión antes del 15 de diciembre para poder optar a recibir financiación europea.

Concretamente, Ribera citó la posibilidad de acogerse al programa ‘Connecting Europe Facility‘ (Mecanismo Conectar Europa), unos fondos que la Unión Europea destina a implementar la política de redes transeuropeas de energía.