criticado a mansalva después de que se haya hecho viral un mensaje suyo de WhatsApp en el que prohíbe, literalmente, a sus empleados, “ponerse malos los fines de semana”.

Una camarera que trabajaba en el bar de este polémico hostelero ha hablado en exclusiva para Antena 3 Noticias, aportando su testimonio en primera persona. Asegura que le parece “inhumano” el mensaje que su encargado les escribió por el grupo de WhatsApp, añadiendo que les decía que “no podían ponerse malos los fines de semana”.

Esta camarera, según relata, tuvo que ir al hospital debido al mal estado en el que se hallaba, pero ni tan siquiera el justificante médico le sirvió al encargado para creerla, por lo que tuvo que seguir trabajando “pese a lo mal que se encontraba”.

El encargado se defiende

En los mensajes que han salido a la luz y que se han hecho virales en las redes sociales, el encargado aseguraba que “no se cree” que se pongan malos los fines de semana, además de decirles que durante todo ese tiempo, los empleados tienen prohibido “ponerse enfermos”, lo cual ha desatado un monumental enfado en el sector de la hostelería.

El encargado ha querido también aportar su declaración respecto a este polémico mensaje, asegurando que ya tiene confianza con los empleados y lo dice sin una intención negativa, asegurando también que no es más que un “toque de atención”.

Entretanto, la hostelería permanece atenta a este caso, pues tanto la precariedad como las condiciones laborales siguen siendo asuntos pendientes que no dejan de traer quebraderos de cabeza a sus empleados, quienes reclaman mejores condiciones para poder ejercer sus quehaceres más dignamente y sin la necesidad de tener que soportar situaciones de este calibre.

 

VOLVER A PORTADA