El Partido Conservador británico se sume en una batalla entre sus diferentes sensibilidades para decidir quién, en un amplio abanico de aspirantes, sucederá a Boris Johnson como líder de la formación y primer ministro de Reino Unido. Con la declaración del exministro de Economía Rishi Sunak; el titular de Transporte, Grant Shapps, y el nuevo responsable de Economía, Nadhim Zahawi, de presentarse como candidatos a reemplazar a Boris Johnson, son ya seis los diputados que han manifestado sus aspiraciones, de cara a las primarias que empezarán la próxima semana.

Rishi Sunak, uno de los favoritos para hacerse con el liderazgo del partido en el poder, ya ha preparado su campaña con la difusión de un vídeo promocional y un equipo de colaboradores que le ayudan. En tanto, el ministro de Transporte dijo desde las páginas de Sunday Times que, de ser elegido, preparará un presupuesto de emergencia para hacer frente a la inflación, que contemple recorte de impuestos y ayudas para las empresas con alto consumo de energía. De su lado, Nadhim Zahawi, de origen iraquí, prometió que, si es elegido, reducirá impuestos a familias y empresas, aumentará el gasto de Defensa y aplicará reformas en la educación. Mientras, la antigua secretaria de Estado de Igualdades Kemi Badenoch presentó este sábado su candidatura a través de las páginas del periódico The Times, en las que afirmó que busca un Gobierno “fuerte” pero centrado en los asuntos “esenciales” que el país necesita. Los otros diputados que han indicado que se presentarán son el presidente del comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de los Comunes, Tom Tugendhat, y la fiscal general, Suella Braverman.

En los próximos días se espera que “pesos pesados” de la formación anuncien sus aspiraciones, después de que Boris Johnson anunciase su renuncia el pasado jueves por el aluvión de dimisiones, en concreto más de 50 miembros del Ejecutivo, en protesta por su gestión. Entre los posibles candidatos figuran el exministro de Sanidad Sajid Javid; la actual titular de Exteriores, Liz Truss, y el diputado Jeremy Hunt, mientras que el ministro de Defensa, Ben Wallace, descartó su aspiración después de una “cuidadosa consideración”.

Comité 1922

El próximo lunes, el influyente Comité 1922, que agrupa a los diputados conservadores sin cartera, elegirá a su ejecutiva y dará a conocer el calendario para elegir al nuevo líder.

La continuidad de Johnson en el Gobierno mientras tienen lugar estas primarias ha generado inquietud entre los partidos de la oposición, que exigen su inmediata salida. El experto político del Trinity College de la Universidad de Oxford Stephen Fisher dijo a EFE que “esto depende” de lo que decidan los diputados conservadores ya que, en su opinión, el laborismo no parece insistir en presentar una moción de censura en el Parlamento para forzar la salida sin demora de Johnson.

Reglamento

En virtud de los actuales reglamentos, los aspirantes al cargo deben manifestar su intención de sustituir a Johnson siempre que cuenten con el respaldo de al menos ocho diputados conservadores. A partir de entonces, empezarán varias rondas de votaciones entre los diputados tories, mientras Johnson continúa al frente de Reino Unido para evitar un vacío de poder. En la primera votación, los candidatos que obtengan el 5% de votos (18 parlamentarios) podrán pasar a la segunda ronda. En esta segunda votación, los aspirantes deben recibir el respaldo del 10% de los diputados (36) para pasar a la siguiente. Así, se irán eliminando en votaciones los candidatos con el menor número de votos hasta que queden dos, quienes se someterán al visto bueno de todos los miembros del partido y de los diputados tories.

Elecciones

Cuando un primer ministro renuncia en Reino Unido, no se celebran elecciones generales sino que se abre un proceso para elegir a un nuevo líder de la formación que está en el poder.

Los próximos comicios, de los que según Stephen Fischer saldrá un Parlamento sin mayoría, están previstos como muy tarde para enero de 2024. El profesor de Políticas de la Universidad inglesa de Huddersfield Andrew Mycock, también dijo a EFE que de las próximas elecciones puede salir un Parlamento sin mayoría ya que los tories tienen que “reparar el daño significativo que Johnson ha causado en los últimos dos años”, mientras que el líder laborista, Keir Starmer, aún tiene que recuperar el respaldo de muchos de sus exvotantes laboristas.