El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 17.679 desempleados en septiembre (+0,6%), lo que situó el total de parados en 2.941.919, su menor cifra en un mes de septiembre desde 2008, según datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La subida del paro en septiembre, la tercera consecutiva tras las de julio y agosto, es la más elevada en un mes de septiembre desde 2018, cuando aumentó en 20.441 personas, aunque es más moderada de lo que suele ser habitual para este mes, que en el promedio de los años 2008-2019 sumó 46.307 desempleados.

“Se trata de un incremento menor de lo habitual y que sigue la tónica general de este mes, marcado por la fuerte estacionalidad tras la campaña de verano”, subraya el Ministerio.

El pasado 19 de septiembre el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, presentó los datos de afiliación adelantada del mes, como es habitual. Según los cálculos del Gobierno, en septiembre se iban a crear 60.000 empleos en términos desestacionalizados, 40.000 en la serie original. Escrivá destacó entonces que la suma de 40.000 empleos es superior a los aumentos registrados en los meses de septiembre antes de la pandemia.

Efectivamente, aunque por debajo de las expectativas del Ejecutivo, el dato final de la afiliación media de septiembre está alineado con los de años anteriores. Tras varios ejercicios perdiendo puestos de trabajo en este mes, a partir de 2014 los meses de septiembre fueron positivos en afiliación, con crecimientos en el empleo de 3.224 personas en 2019; 22.899 en 2018, 26.318 en 2017, o 12.025 en 2016.

El paro sube algo más entre los hombres y sobre todo en servicios

El paro bajó en septiembre en tres sectores económicos, con la agricultura a la cabeza. En concreto, el desempleo se redujo en este sector en 7.024 personas en relación al mes de agosto (-5%). Le siguen la construcción, que restó 4.765 parados en septiembre (-2%), y la industria, con 239 desempleados menos (-0,1%).

Por contra, el colectivo sin empleo anterior sumó 5.016 parados en septiembre (+2%), y los servicios añadieron 24.691 personas a su lista de desempleados (+1,2%) debido a la finalización de la campaña de verano.

El paro subió en septiembre en ambos sexos, aunque algo más entre los varones. En concreto, el desempleo masculino aumentó en 9.794 personas (+0,6%) y el femenino, en 7.885 mujeres (+0,4%). De este modo, al finalizar el noveno mes del año, el número de mujeres en paro se situó en 1.758.886, su mejor dato en un mes de septiembre desde 2008, en tanto que el de hombres en desempleo totalizó 1.183.033 parados.

Por edades, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años aumentó un 6,5% en septiembre, con 12.787 parados más que a cierre de agosto, mientras que el paro de las personas con 25 años y más creció en 4.892 desempleados (+0,2%).

Trabajo ha resaltado que, pese al repunte registrado en septiembre, el número total de parados jóvenes menores de 25 años (210.273) es el más bajo en un mes de septiembre de toda la serie histórica.

Doce comunidades elevan su cifra de parados  

El paro registrado subió en septiembre en doce comunidades autónomas, especialmente en Andalucía (+6.788 desempleados), Cataluña (+3.373 parados) y Asturias (+2.565), y bajó en País Vasco (-2.078 desempleados), Canarias (-1.628), Comunidad Valenciana (-1.250), La Rioja (-745) y Madrid (-130).

En cuanto a las provincias, el paro retrocedió en 15 de ellas, lideradas por Sevilla (-2.849 desempleados), Valencia (-2.469 parados) y Vizcaya (-1.218), y aumentó en 37, principalmente en Cádiz (+5.962 parados), Asturias (+2.565 desempleados) y Málaga (+2.176).

El paro registrado entre los extranjeros subió en septiembre en 8.968 desempleados (+2,5%) respecto al mes anterior, hasta situarse el total de inmigrantes en desempleo en 365.744. De esta forma, la mitad del aumento del paro de septiembre de este año se debe a la pérdida de empleo entre los extranjeros.