El ministro de Justicia de Brasil, Flávio Dino, ha informado de que las autoridades brasileñas han identificado en diez estados a los responsables de financiar a los participantes del asalto a las instituciones democráticas en Brasilia. “Todavía no es posible distinguir claramente las responsabilidades en cuanto a la financiación. Lo que se puede afirmar plenamente es que hubo financiación. Tenemos una lista de todos los contratistas de autobuses”, ha explicado Dino.

Asimismo, el titular de la cartera ha agregado que “todas estas personas serán llamadas a declarar, porque los buses han sido contratados y no se han destinado a excursiones turísticas”. Por otro lado, Dino ha responsabilizado al gobierno del Distrito Federal, indicando que la planificación de las fuerzas de seguridad pública de Brasilia fue “determinante” para posibilitar el asalto a los edificios públicos.

El ministro, además, ha asegurado que pretende devolver la gestión de la seguridad pública a las autoridades de Brasilia “lo antes posible”, a pesar de que ha asegurado que habrá una “revisión” en el cuerpo policial por su responsabilidad. Dino ha nombrado al episodio de este domingo como “el Capitolio brasileño”, en alusión a la invasión por parte de simpatizantes del expresidente Donald Trump del Congreso estadounidense en 2021. “Vivimos en el Capitolio brasileño ayer. Con diferencias. Aquí no hubo muertos y más presos que allá”, ha agregado en declaraciones recogidas por Agencia Brasil.

VOLVER A PORTADA