Los plenos del Congreso volverán a reanudarse el día 13 de septiembre, tras el periodo estival, y en sus primeras sesiones votará el impuesto a los beneficios de la banca y de las energéticas que anunció Pedro Sánchez.

El PSOE y Unidas Podemos han apoyado en la Junta de Portavoces de este jueves que se incluya en el orden del día de la primera semana de este periodo de sesiones. Ambos partidos registraron a finales de julio una propuesta conjunta con la que esperan recaudar en total 3.500 millones.

La propuesta de penalizar “los beneficios caídos del cielo”, como los denominó el presidente, fue anunciada por primera durante la presentación del segundo “plan económico de consecuencias a la guerra”. Ésta era una de las condiciones de Unidas Podemos para respaldar el paquete de ayudas.

Pedro Sánchez retomó el anuncio durante el debate sobre el Estado de la Nación. Allí, concretó que serían 2.000 a las empresas eléctricas, gasistas y petroleras y otros 1.500 a la banca. Tras las quejas del sector, el presidente del Gobierno ha dicho: “Si Botin y Galán se quejan, es que algo estaremos haciendo bien”.