Cartel, Se alquila, alquiler,

El mercado laboral se reinventa en búsqueda de nuevas opciones. Una de ellas, se ha puesto desde hace unos meses en auge en la zona de las Rías Baixas: hoteles que en vez de ponerse a la venta se alquilan. Una alternativa con la que aquellos que no pueden hacerse cargo de un establecimiento hotelero pueden sacarle rentabilidad.

Pero, ¿cuánto cuesta alquilar un hotel? Tan solo hay que visitar la página web de alguna de las inmobiliarias que se dedican a este tipo de transacciones para obtener la respuesta.

Por ejemplo, en la meca del turismo gallego, es decir Sanxenxo (Pontevedra), se pueden alquilar hoteles de una, dos y tres estrellas por precios de entre 48.000 euros a 110.000 euros. Un importe que supone la cantidad de dinero que aquellos que se embarquen a regentar un hospedaje deben pagar durante el plazo de un año. Que sea un precio u otro depende del número de habitaciones de las que dispone y de su categoría.

Los perfiles son variados. En cuanto a los propietarios de los inmuebles podemos encontrar personas que quieren mantener sus propiedades pero que no quieren o no pueden (por ejemplo porque tienen otro trabajo) explotarlo. Sobre los inquilinos, demandan hoteles de no muy grandes, de unas 30 habitaciones.

El sector hotelero, al alza en Galicia

Galicia es un destino muy demandado por el turismo, y los datos lo avalan. El año pasado hubo en la comunidad gallega 6.512.333 pernoctaciones, lo que supuso un incremento de más del 80% sobre el dato del año en el que se inició la pandemia. Aun así, está lejos de datos prepandémicos, ya que en el 2019 se registraron unas 9 millones de noches en los establecimientos hoteleros gallegos.

Además, en el cómputo general de todas las comunidades autónomas, Galicia se sitúa en la sexta posición como destino preferido por los viajeros con el 6,2% de todas las pernoctaciones nacionales.