Varias organizaciones ecologistas han pedido públicamente el cese del director-conservador del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, Carlos Ruiz de la Hermosa.

La petición de cese la han formulado la asociación Ecologistas Manchegos de Daimiel, la Asociación Ecologista ANEA de Villarrubia de los Ojos, Ecologistas en Acción de Ciudad Real y la Asociación Ojos del Guadiana Vivos.

El vocal representante de las ONGs ecologistas regionales en el Patronato del Parque Nacional, Rafael Ubaldo Gosálvez Rey, en nombre de estas organizaciones, ha señalado a EFE que consideran que es inviable la continuidad del actual director-conservador de Las Tablas de Daimiel.

Y lo han justificado en que ha sido cuestionado en numerosas ocasiones desde su nombramiento “por una gestión caracterizada por empeorar la ya de por sí penosa situación del parque, con soluciones muy agresivas, basadas casi siempre en soluciones ambientalmente duras, sin respeto por el parque”.

Las ONG ecologistas, unidas por primera vez para solicitar el cese

Gosálvez ha comentado que es la primera vez que todas la ONG locales y provinciales solicitan de manera conjunta el cese del actual director-conservador del “maltrecho” parque nacional.

Esta unión se ha conseguido “por la salvaje intervención realizada el verano pasado en el itinerario de visita de la Isla del Pan y que supuso la entrada de camiones y excavadoras, una vez más, para dragar la cubeta del humedal, solo con la finalidad de maquillar ambientalmente la situación del parque nacional ante los turistas y ante los políticos, todo ello con el incomprensible aval del CSIC”.

Por su parte, la Asociación Ecologista ANEA de Villarrubia de los Ojos ha indicado que “es algo inaudito, las máquinas excavadoras han arrasado todo a su paso, destruyendo incluso repoblaciones realizadas por colegios y asociaciones”.

Afirman que la intervención en la Isla del Pan fue “uno de los mayores

Ecologistas Manchegos de Daimiel ha calificado la actuación como “uno de los mayores atentados ecológicos dentro del Parque Nacional” y ha recordado que la evaluación ambiental solo permitía dragar 30 centímetros, pero hay zonas en las que se ha dragado hasta un metro y medio.

Y ha añadido que “el babazón o moco de pantano ha vuelto a la zona de actuación y los carrizos están creciendo de nuevo, lo que demuestra el fracaso científico y técnico de la operación”.

Recuerdan que en 2014 también se pidió el ceses del director

Los ecologistas recuerdan que no es la primera vez que se pide el cese del director de Las Tablas de Daimiel pues ya en el año 2014 el colectivo ‘Salvemos Las Tablas ¡YA!’ lo pidió por “las intervenciones agresivas continuas contra el parque”.

Han recordado que un ejemplo de estas actuaciones fue la destrucción de elementos arquitectónicos culturales, la afección al patrimonio arqueológico o la poda indiscriminada del bosque centenario de tarayes de la Isla del Pan.

También han recordado la intervención con maquinaria en la vegetación palustre sin respetar los periodos de cría de las aves acuáticas, paseos en barca de personas no relacionadas con el parque, la destrucción con maquinaria pesada de colonias de cernícalos y abejarucos comunes y la obstrucción continua del trabajo de los grupos ecologistas.

Ven falta de previsión y planificación

Para Rafael Gosálvez, vocal en el Patronato, todas las actuaciones siguen un mismo patrón: falta de previsión y planificación y actuaciones que se realizan sin informar previamente al Patronato, una gestión opaca y que solo favorece a las empresas que intervienen, generalmente la empresa pública Tragsa.

“Ruiz de la Hermosa no es el director que necesita Las Tablas de Daimiel para afrontar la gravísima emergencia climática y ambiental que sufre el parque nacional, equiparable o incluso peor que la que sufre Doñana y el Mar Menor”, ha subrayado Gosálvez.

A su entender, Ruiz de la Hermosa es un director que “solo se agarra a trasvases desde el Tajo para salvar Las Tablas, aliándose de esta manera con los especuladores agrarios que han esquilmado las aguas subterráneas, el parque nacional y los humedales manchegos”.