El feto fue hallado en el interior de una bolsa de plástico que había en una caja en el almacén de un bar de Albacete.

El juzgado de Instrucción número 3 de Albacete ha imputado de manera provisional a una mujer como presunta autora de un delito de asesinato, tal y como ha adelantado el medio El Digital de Albacete en la tarde de este martes, relacionado con el hallazgo de un bebé recién nacido muerto en el interior de una bolsa de plástico en el almacén de un bar de la ciudad.

Según adelantaba pasadas las 18.00 horas el medio albaceteño, la mujer era detenida tras la aparición del cuerpo sin vida de un recién nacido en el interior de una bolsa de plástico.

Tal y como detalla la información, los hechos ocurrieron la madrugada del sábado al domingo, y según la investigación, la mujer, de 28 años de edad y nacionalidad española, habría dado a luz a un bebé en una dependencia interior de un establecimiento hostelero ubicado en las inmediaciones del Paseo de la Feria de Albacete, pero no comunicó este hecho a nadie, precisando posteriormente atención sanitaria aunque negaba en todo momento haber dado a luz.

A pesar del testimonio de la mujer, el citado media ahonda aclarando que el servicio de Ginecología observó que las manifestaciones físicas en el cuerpo de ella eran claras y se había producido un parto, por lo que arrancó una investigación policial.

A DISPOSICIÓN JUDICIAL ESTE MARTES

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha han confirmado a Europa Press que la mujer, previamente detenida, ha pasado a disposición este martes y, tras tomarle declaración, el juzgado ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del sábado 10 al domingo 11, cuando la ahora detenida, una mujer de 28 años, vecina de Albacete y de nacionalidad española, acudió al hospital para ser atendida. Tal y como confirma Europa Press, la ginecóloga que la atendió se puso en contacto con la Policía Nacional para comunicar que una chica que había dado a luz lo negaba categóricamente y ella entendía que no, que había habido un embarazo a término.

Fuentes de la Policía Nacional han explicado a Europa Press que en ese momento, sobre la 1.00 horas del domingo, los agentes comenzaron a realizar las gestiones oportunas que llevaron a la localización del feto en el interior de una bolsa de plástico que había en una caja en el almacén de un bar ubicado en la Avenida de los Toreros de Albacete y todo apuntaba a que el niño había muerto por asfixia.

La ahora imputada, que fue trasladada en un primer momento desde el hospital a comisaría para prestar declaración, fue detenida cuando en ese intervalo de tiempo se halló al bebé, e imputada por un delito de asesinato.