La Guardia Civil ha realizado una significativa operación, denominada ‘Cerbero Vegas’, para desmantelar una banda criminal especializada en robos con fuerza mediante alunizaje y maza en diversos establecimientos comerciales ubicados en Madrid, Ciudad Real, Zaragoza y Salamanca. Esta operación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Delincuencia Organizada de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid.

Identificación y seguimiento del grupo criminal

Durante los últimos dos meses, a los detenidos se les atribuyen alrededor de una veintena de actos delictivos. La pista para identificar a este grupo criminal surgió en mayo, cuando los investigadores notaron un aumento significativo en la sustracción de un tipo específico de vehículo, por marca y modelo. Esta observación se vinculó con varios robos con fuerza en tiendas especializadas en la venta de materiales electrónicos e informáticos, así como estancos.

Historial delictivo y operatividad de la banda

Una vez que se pudo reconocer a uno de los integrantes, se logró identificar al resto del grupo. Se trataba de individuos originarios del barrio de Villaverde en Madrid, conocidos por su amplio historial delictivo y asociados con un reconocido alunicero madrileño. Los miembros de la banda llevaban a cabo los robos durante la noche, previamente habían robado varios vehículos de alta gama con los que se movían para vigilar los establecimientos y posteriormente cometer los robos.

Método de actuación de la banda

La banda tenía un método preciso y violento para ingresar a los comercios. Forzaban las verjas metálicas de cierre y rompían los cristales de puertas y ventanas con el uso de grandes mazas. A continuación, en cuestión de segundos, llenaban grandes bolsas de rafia con el material robado y se daban a la fuga rápidamente del lugar.

Resultados de la operación policial

Esta operación permitió esclarecer cerca de una veintena de robos con fuerza en tiendas especializadas en la venta de material electrónico e informático, así como estancos, situados principalmente en grandes superficies comerciales en Madrid, Ciudad Real, Zaragoza y Salamanca.

El pasado lunes, se procedió a la detención de los miembros de la banda. Con la autorización judicial correspondiente, se realizaron tres registros en sus domicilios en Ciempozuelos (Madrid), Cedillo del Condado y Lominchar (Toledo). Como resultado, se incautaron 8.000 euros en efectivo, kits para robo de vehículos, herramientas utilizadas para cometer los robos y numerosas cajetillas de tabaco procedentes de los ilícitos.

Este golpe a la delincuencia organizada demuestra el compromiso y la eficiencia de las fuerzas de seguridad españolas en su lucha contra este tipo de crimen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí