Meta, la empresa matriz de Facebook, se enfrenta a dos demandas colectivas en las que se les acusa de haber utilizado una herramienta de desarrollo propio para rastrear los datos de pacientes de diferentes hospitales sin su consentimiento.

Según la investigación realizada por TheMarkUp, una organización estadounidense sin ánimo de lucro, estos centros sanitarios habrían empleado un rastreador llamado Meta Pixel en sus páginas web, una herramienta con la que se puede acceder a información sobre los pacientes. Estos aparatos recopilaron los nombres de las personas hospitalizadas y los medicamentos con los que estas experimentaban reacciones alérgicas.

Además, el rastreador es capaz de proporcionar información a Facebook e Instagram para fomentar la publicidad personalizada. En consonancia con esto, 33 de los 100 hospitales principales de Estados Unidos, estarían utilizando Meta Pixel para rastrear a los pacientes hospitalizados.

Dos demandas colectivas para Meta

En base al uso inapropiado de esta herramienta, se han interpuesto dos demandas colectivas que acusan a la compañía de violar esta normativa, así como la Ley de Invasión de la Privacidad de California al recopilar datos de los pacientes sin su consentimiento. La primera de las demandas se originó a finales de julio, cuando varios afectados presentaron una demanda contra Meta, el Centro Médico UCSF y la Fundación Médica Dignity Health.

Según la demanda, los afectados se dieron cuenta de la violación de su privacidad cuando Facebook comenzó a dirigirse a ellos con anuncios personalizados y adaptados a sus condiciones médicas. Asimismo, en este documento se acusa a la compañía y a los proveedores de atención médica de saber que esta operación de recopilación de datos era ilegal y, a pesar de ello, continuaron ejecutando la herramienta de rastreo, cometiendo un delito de prevaricación.

La otra demanda colectiva, que se puso en junio, afirma que al menos 664 proveedores de atención médica, como hospitales y centros de salud, compartieron información médica con Facebook a través de Meta Pixel.

Estas demandas deberán de llevarse a cabo por un juez como acciones colectivas para que procedan y puedan alcanzar el estado de demanda colectiva. En caso de que tuvieran éxito, la acción legal podría desembocar en un alto coste para Meta, ya que se están pidiendo daños y perjuicios en nombre de todos los usuarios de Facebook que habrían compartido sus datos con estos hospitales.

VOLVER A PORTADA