Lo ideal de la crema de espinacas, al igual que el resto de cremas de verduras, es que una vez servida la podremos acompañar y enriquecer con lo que más nos guste a cada uno; con huevo cocido, maíz dulce, semillas, germinados, quesos, nata, crema agria, etc. Al gusto de cada comensal y con lo que tengamos en la despensa. En nuestra mesa, la servimos acompañada de varias opciones y cada uno personaliza su crema de espinacas como prefiere.

A continuación, compartimos una receta básica de crema de espinacas sin leche y sin nata, pero que podremos variar y adaptar añadiéndole otras verduras que combinen bien con las espinacas, como los guisantes, el calabacín o la zanahoria. Y si eres amante de las especias y los sabores diferentes, añádele un poco de cúrcuma un curry, y te quedará deliciosa.

Crema de espinacas rápida lista para degustar *

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocinado: 25 minutos
  • Tiempo total: 40 minutos
  • Raciones: 4
  • Categoría: entrante
  • Tipo de cocina: española
  • Calorías por ración (kcal): 264

Ingredientes de la crema de espinacas para 4 personas

  • 300 g de espinacas
  • 100 g de puerro (la parte blanca)
  • Una patata grande (250 g)
  • 1 litro de caldo de verduras (u otro caldo al gusto)
  • 30 ml de aceite de oliva suave
  • Sal al gusto
  • Opcional: decoración o acompañamiento según preferencias (queso de cabra, semillas de cáñamo, picatostes…)
Ingredientes para hacer crema de espinacas *

Cómo hacer crema de espinacas

Comenzamos la receta preparando las verduras; lavamos los 300 g de espinacas, lavamos y cortamos los 100 g de puerro y, pelamos y cortamos 1 patata. Aparte, en un cazo, ponemos 1 litro de caldo al fuego para que esté caliente en el momento que lo vayamos a añadir a las verduras.

cortamos las verduras de la crema de espinacas *

Cuando tengamos las verduras preparadas, en una olla ponemos los 30 ml de aceite de oliva y salteamos el puerro. Cuando comience a estar transparente, le añadimos la patata y las espinacas y lo mezclamos todo bien, para que se rehoguen las verduras.

Salteamos las verduras *

Finalmente, cubrimos las verduras con el caldo que tendremos caliente. Le añadimos un poco de sal, que luego rectificaremos al gusto y lo dejamos hervir a fuego medio durante unos 20 o 25 minutos, hasta que la patata esté bien cocida.

añadimos el caldo de carne a la crema de espinacas *

Cuando haya pasado el tiempo de cocción, comprobamos que las patatas están bien cocidas y, si es así, trituraremos todo junto, bien con una batidora de mano en la propia olla o en una batidora de vaso. Hacedlo como os resulte más cómodo o con el utensilio que dispongáis. En mi caso, como no tengo batidora de mano, he puesto las verduras en la batidora de vaso, donde lo he triturado todo hasta conseguir una textura cremosa.

Triturando la crema de espinacas *

Si hemos pasado la crema de espinacas a otro recipiente para triturar, una vez triturada la volvemos a echar en la olla, rectificamos de sal si fuera necesario y ya la tendríamos lista para servir.

Sirviendo la crema de espinacas *

La servimos en cuencos individuales, y le añadimos la decoración o acompañamiento según nuestras preferencias. En nuestro caso, hemos optado por un poco de queso desmenuzado y unas semillas de cáñamo por encima.

crema de espinacas servida *

Resumen fácil de preparación

  1. Preparamos todos los ingredientes; lavamos las espinacas, pelamos las patatas, cortamos el puerro y calentamos el caldo
  2. Ponemos el aceite en una olla, salteamos el puerro, añadimos las patatas cortadas y finalmente las espinacas
  3. Añadimos el caldo, la sal y lo cocemos todo durante 20 o 25 minutos
  4. Trituramos las verduras ya cocidas con una batidora o en un robot
  5. Rectificamos de sal si fuera necesario y ya la tenemos lista
  6. La servimos acompañada según preferencias