El séptimo día de la semana, como dice la religión judía y cristiana, es el día de descanso, el día en el que, tras la creación, Dios descansó. En el caso de la religión judía este día es el sábado. Es un día señalado en el calendario y comienza con la bendición del pan. El pan Challah se prepara con diferentes formas según sea la celebración para la que se hace. La forma tradicional es trenzada como la vamos a preparar en esta receta. Cada uno de los brazos de la trenza significa la verdad, la justicia y la paz. Realmente Challah es la pieza de pan que se cortaba y que había que dejársela a los sacerdotes o a los pobres. Simboliza y recuerda que siempre hay que darles a los demás algo, que hay que compartir con los demás.

Para la celebración de Rosh Hashanah, el año nuevo, el pan Challah se hace con forma circular y esto significa la continuidad, es como un homenaje al ciclo del año. De la fiesta de Rosh Hashanah a la de Yom Kipur (la fiesta más importante del año) hay diez días en los que todavía se puede cambiar lo que depara el destino y es por eso que simboliza también que tienen diez días para cambiar el destino de cada uno. El primer sábado de Pascua algunos judíos preparan el pan Challah con forma de llave, se conoce como Shlissel Challah. La Pascua recuerda la estancia en el desierto en Egipto y la odisea que vivieron los judíos para salir de allí. La forma de llave simboliza que la llave del destino de cada uno la tiene el Señor. El pan Challah no se prepara con lácteos por la ley Kashrut o ley judía que dice que no se pueden mezclar alimentos lácteos y carnes en la misma comida. Las semillas que se espolvorean una vez pintado el pan Challah simbolizan el maná que alimentó a los judíos en sus 40 años de huida de Egipto a través del desierto. La verdad que preparar este tipo de recetas es muy enriquecedor porque además de aprender a cocinar cosas nuevas se aprende historia y tradiciones de otras culturas o religiones y es algo realmente espiritual.

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 4 horas
  • Tiempo de cocción: 20 minutos
  • Tiempo total: 4 horas y 20 minutos
  • Raciones: 10
  • Categoría: repostería
  • Tipo de cocina: judía
  • Calorías: 237 Kcal por ración

Ingredientes del pan Challah para 10 personas

  • 500 g de harina de fuerza
  • 250 g de agua
  • 1 huevo
  • 45 g de miel
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 25 g de levadura fresca
  • Semillas de chÍa o sésamo
  • ½ cucharadita de sal

Para pintar el pan:

  • 1 huevo batido
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para hacer el pan Challah

Cómo hacer el pan Challah

Para hacer el pan Challah lo primero que haremos será templar un poco de agua y mezclarla con el aceite de oliva virgen extra.

Templar agua y aceite para hacer la masa del pan Challah

Le añadimos la levadura, la miel y el huevo y lo batimos en conjunto para que se disuelva por completo la levadura.

Añadir el huevo, la miel y la levadura al robot para hacer la masa del pan Challah

El siguiente paso será incorporar la harina y la sal y amasar durante unos minutos. Si lo hacemos a mano lo amasaremos hasta que todo quede bien mezclado y sin grumos. Si lo amasamos con ayuda de un robot con un 1-2 minutos en el modo amasar será suficiente.

Incorporar la harina y amasar para hacer el pan Challah

Pasamos la masa a un bol y lo tapamos con film y un paño. Un buen sitio para reposar la masa es dentro del horno apagado. Es un buen sitio libre de corrientes y con una temperatura estable. La dejaremos reposar unas 2 horas la masa.

Dejar reposar la masa dos horas para hacer el pan Challah

Transcurrido el tiempo de reposado de la masa del pan Challah sacamos a la masa a una superficie lisa y enharinada donde le sacaremos el aire y la amasaremos un poco.

Poner la masa para el pan Challah sobre una superficie lisa enharinada y sacarle el aire

Cortamos la masa en tres trozos iguales y les damos un poco de forma alargada y dejamos que reposen unos 15 minutos tapados con film y un trapo.

Dividir la masa para el pan Challa en tres porciones iguales y dejar reposar de nuevo

Una vez pasado el tiempo de reposado de las tres porciones habrán doblado su tamaño. Amasamos y alargamos las tres porciones de tal forma que los extremos queden un poco más finos y las colocamos para hacer una trenza con ellas. Así daremos forma trenzada a nuestro pan Challah.

Alargar las porciones de masa para el pan Challah y disponer para hacer una trenza

Formamos la trenza desde el medio hasta los extremos y juntamos los extremos de cada lado para que no se abra la trenza. La colocamos en la fuente de horno sobre un papel vegetal y de nuevo la tapamos (con otro papel vegetal y un paño) y dejamos que repose unos 30 minutos en un lugar libre de corrientes.

Colocar la masa trenzada para el pan Challah en una bandeja de horno, tapar y reposar 30 minutos

Cuando queden 5 minutos de reposo de la masa en un vaso mezclamos el huevo batido, el aceite de oliva virgen extra y la pizca de sal para pintar el pan Challah. Espolvoreamos el pan pintado ya con las semillas de chía o con sésamo (al gusto). Precalentamos el horno a 180 ºC-200 ºC en la posición calor arriba y abajo. Metemos el pan a una altura media y dejamos unos 15-20 minutos, hasta que veamos que la masa se dora.

Pintar con huevo y espolvorear semillas de chía en el pan Challah trenzado antes de meter al horno

Cuando se haya hecho el pan Challah lo sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla sin el papel vegetal a temperatura ambiente. Disfrutamos del pan acompañando a la comida.

Presentación final del pan Challah

Resumen fácil de preparación

  1. Templar el agua y el aceite
  2. Añadir el huevo, la miel y la levadura
  3. Incorporar la harina y amasar
  4. Dejar reposar la masa durante 2 horas que doble su tamaño
  5. Sacar la masa sobre una superficie lisa enharinada y dividir en tres porciones iguales
  6. Tapar las porciones con film y un paño durante 15 minutos
  7. Estirar las porciones y colocarlas cruzadas para formar una trenza
  8. Formar la trenza del medio a cada extremo y juntar bien los extremos para que la trenza no se abra
  9. Dejar reposar el pan Challa durante 30 minutos en una fuente de horno con un papel vegetal y tapar con otro papel vegetal y un paño en un lugar que no tenga corrientes
  10. Destapar el pan Challah trenzado y pintar con la mezcla de huevo batido, aove y sal
  11. Espolvorear el pan Challah pintado con semillas de chía, sésamo… al gusto
  12. Precalentar el horno a 200 ºC y meter el pan Challah con calor arriba y abajo durante 15-20 minutos
  13. Sacar el pan y dejar enfriar sobre una rejilla sin el papel vegetal
  14. Disfrutar del pan acompañando la comida

VOLVER A PORTADA