Siete de cada diez municipios de la provincia de Ciudad Real se benefician de las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno de Castilla-La Mancha para luchar contra la despoblación, al estar catalogados como localidades de intensa o extrema despoblación en el Decreto de Zonificación.

En estos municipios reside el 21 por ciento de la población total de esta provincia, según explicado el comisionado del Reto Demográfico, Jesús Alique, en una visita que ha hecho las localidades Puebla de Don Rodrigo; Alcolea de Calatrava y El Robledo, para dar a conocer las medidas de la Ley de medidas económicas, sociales y tributarias contra la Despoblación y de su principal herramienta de aplicación, la Estrategia Regional frente a la Despoblación.

Alique ha dado a conocer las medidas contempladas en esta ley, que tiene como principal novedad una fiscalidad diferenciada para hacer frente al fenómeno de la despoblación, ha informado este miércoles en una nota de prensa la Junta de Comunidades.

Asimismo, ha indicado que los tres municipios que ha visitado Alique están catalogados como localidades d extrema despoblación en el Decreto de Zonificación, por lo que sus habitantes ya han podido acogerse a diferentes deducciones fiscales del 25 por ciento por residencia habitual y estancia efectiva; del 15 por ciento por adquisición y rehabilitación de vivienda habitual y 500 euros por traslado de residencia habitual.

El comisionado del Reto Demográfico ha destacado que las medidas contempladas en la ley pretenden hacer de los pueblos de la región “lugares atractivos para vivir” y también para invertir, ya que incluye un 40 por ciento adicional de ayudas a aquellas empresas que quieran iniciar su actividad en zonas afectadas por despoblación.

VOLVER A PORTADA