El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha defendido la necesidad de “ser capaces” de aprovechar las sinergias positivas de la Comunidad de Madrid y de Andalucía, “abrazando a las dos autonomías” para formar el eje de crecimiento del sur de Europa, con el objetivo de compartir un modelo económico de crecimiento y una política fiscal, que lleve a bajar los impuestos también a los castellanomanchegos para invertir los “nefastos datos que tiene la región”.

Así lo ha indicado Núñez, en declaraciones a los medios en Albacete, donde está asistiendo al Congreso y Encuentro de Voluntarios de la Federación Territorial de Pensionistas y Jubilados de Castilla-La Mancha ‘Don Quijote’ (UDP), donde ha insistiendo en su apuesta por aprovechar “esta oportunidad que tiene Castilla-La Mancha”.

“Lo estamos hablando con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. El eje de crecimiento del sur de Europa arranca en Madrid, finaliza en Andalucía y pasa por Castilla-La Mancha”, ha defendido.

Núñez ha añadido que hay que “desterrar” las políticas socialistas que llevan a la Comunidad Autónoma a “tener unos datos económicos nefastos y una situación preocupante de pobreza” con el objetivo de recuperar la senda de crecimiento, empleo y prosperidad que pasa por este eje en el que el PP de Castilla-La Mancha está trabajando de la mano de Moreno y Díaz Ayuso y de los sectores productivos regionales. “Debemos invertir los datos que en Castilla-La Mancha son negativos y en regiones vecinas no son así”, ha dicho.

De otro lado, el presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha ha informado sobre el informe conocido en el día de ayer de BBVA, que viene a completar otros informes ya publicados por Funcas o la AIReF, y que indica que las previsiones de crecimiento económico del país para 2023 vuelven a rebajarse y, una vez más, Castilla-La Mancha es la región que “peor parada sale”.

“Las políticas socialistas que Page aplica en Castilla-La Mancha nos condenan permanentemente a estar a la cola de cualquier indicador económico”, ya que Castilla-La Mancha será la Comunidad Autónoma con peor crecimiento el próximo año, con un 0,7 por ciento, por debajo de la media nacional.

Algo que se suma a que la región cuenta con la mayor tasa de inflación del país y, además, lleva varios meses generando desempleo como consecuencia de las políticas del PSOE. Además, Castilla-La Mancha cuenta con la peor renta per cápita del país y es la que más pierde capacidad de renta.

Núñez ha lamentado que el PSOE mantenga la capacidad impositiva de Castilla-La Mancha como la tercera más alta del país. “A todos estos indicadores se suman los datos de EAPN o Cáritas que nos alertan de tasas de pobreza tremendamente preocupantes”, alcanzando al 32 por ciento de los castellanomanchegos.