cazador

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) publica este miércoles la Orden de la Consejería de Desarrollo Sostenible por la que se fijan los períodos hábiles de caza y las vedas aplicables con carácter general a todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha para la temporada cinegética 2020-2021.

Así lo ha explicado el director general de Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero, señalando que el periodo general para la caza menor se abrirá el 8 de octubre hasta el 8 de febrero; y la caza mayor se abrirá el 8 de octubre y se cerrará el 21 de febrero.

Como ha indicado Romero, la nueva Orden de caza y vedas cuenta con distintas novedades respecto a la anterior “ya que hemos procurado dar respuesta a las demandas del sector recibidas en las fases de participación pública y de los consejos provinciales y regional de caza, durante la fase de información pública, apostando por una caza sostenible”.

Así con respecto al listado de especies cazables, se elimina del ánsar común, reduciéndose el periodo hábil de ánade friso, cerceta común, focha común y pato cuchara y la modificación de sus cupos. También se reduce el periodo hábil de la avefría para no interferir en su fase de migración prenupcial.

En cuanto al corzo, ha explicado que al no haberse podido gestionar la especie durante mes y medio en los distintos terrenos cinegéticos debido a la crisis sanitaria por COVID-19, se amplía quince días su periodo hábil del 1 al 16 de agosto “por ser una especie que está en periodo de expansión en la región”. A su vez, el periodo especial de aguardos para jabalíes se podrá practicar ya hasta el 8 de octubre, ampliando el mes de mayo para la temporada que viene.

Limitaciones para la tórtola

Por otra parte, siguiendo las recomendaciones del Plan de Acción para la Recuperación de la tórtola europea y en coordinación con el resto de comunidades autónomas, el director general de Medio Natural y Biodiversidad ha manifestado que se reduce el periodo hábil de la tórtola (último fin de semana de agosto y primero de septiembre), limitando la franja horaria de la práctica de la caza, cesando la actividad a las 12.00 horas del mediodía, pudiéndose cambiar por horario de tarde. Además, durante la media veda se podrá cazar también la paloma bravía que ve incrementando sus poblaciones en los últimos años.

Otras novedades que recoge la actual Orden es la obligatoriedad de colocar el precinto en el lugar de abatimiento a los trofeos de piezas de caza mayor abatidos en las modalidades de rececho y/o aguardo, salvo el jabalí. También se normalizan la señalización en caminos y vías de uso público, de las acciones colectivas de cacerías.

En cuanto a los Planes de Ordenación Cinegética que vencían el 31/03/2020 y cuyas solicitudes de renovación ya hayan sido presentadas, queda prorrogada su vigencia hasta el 31 de marzo de 2021, salvo que exista resolución previa del plan presentado.