Christian López ha vuelto a la carga en Calpe (Alicante). El atleta se ha atrevido con el reto de subir el mayor número de escalones posibles: Guinness World Records le pedía 2.000 escalones o 100 pisos en un máximo de una hora… y lo ha conseguido. El escenario ha sido el hotel Suitopía de Calpe, que tiene 29 pisos y entre 500 y 600 escalones. Como solamente cuentan las subidas, Christian tuvo bajar y volver a subir cuatro veces.

Eligió este edificio, el más alto del municipio alicantino, porque se ajusta perfectamente a los requisitos técnicos solicitados por la organización en cuanto a la altura y la anchura de los escalones. Es un desafío que nadie había conseguido hasta el momento y que el toledano ya tiene en su haber: ya acumula 67 récords Guinness.