Carlos Alcaraz se puso como objetivo para 2022 alcanzar el Top 15 mundial. Ocho meses después, tiene bajo el brazo el US Open, su primer Grand Slam, y se ha convertido, con apenas 19 años, en el número 1 más joven de la historia, desbancando al australiano Lleyton Hewitt. Su gesta la ha logrado ante el noruego Casper Ruud, al que ha derrotado en cuatro sets (6-4, 2-6, 7-6, 6-3) en el Arthur Ashe Stadium de Nueva York.

“Esto es algo que he soñado desde que era un niño, el ser el número uno del mundo y campeón de un Grand Slam. He trabajado muy duro y ahora es difícil hablar, hay muchas emociones. Sólo tengo 19 años y es algo realmente especial para mí“, explicó el español antes de recibir el trofeo de ganador de manos de John McEnroe.

No ha sido fácil. El de El Palmar supo sobreponerse al noruego en sus momentos de mayor solidez. De hecho, en el tercer set, el tenista español salvó dos bolas de set en contra. A partir de ese momento, impuso su superioridad en la cuarta manga y la cerró con facilidad. El joven murciano se ha convertido de esta forma en el sexto español en conquistar la cima mundial del tenis tras Arancha Sánchez Vicario, Carlos Moyá, Juan Carlos Ferrero, Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza.

Con la victoria ante Ruud, Alcaraz ha puesto la guinda a uno de los torneos que más le ha exigido este año. Durante las últimas dos semanas, el español ha logrado, tras exhibir un excelso tenis, batir a Marin Cilic en cinco sets (6-4, 3-6, 6-4, 4-6, 6-3), a Jannik Sinner (6-3, 6-7, 6-7, 7-5, 6-3) y a Frances Tiafoe (6-7, 6-3, 6-1, 6-7, 6-3) en tres duelos muy duros que se fueron a los cinco sets.