Carlo Ancelotti se mostró esperanzado respecto a los problemas físicos que obligaron a Karim Benzema, Ferland Mendy y Rodrygo Goes a dejar el campo en la victoria por 0-3 ante el Mallorca, y aunque deben esperar todavía a las pruebas médicas, cree que “no parecen cosas muy serias”.

“El equipo está bien físicamente y ahora tenemos que pensar en ganar el domingo y ya está”

“Tenemos que evaluarlo en los próximos días, pero no parecen cosas muy serias. Lo de Rodrygo es un golpe que le ha molestado mucho, lo de Mendy es una sobrecarga en el aductor, y lo de Karim ha sido en un salto y no se ha encontrado bien y ha salido. Tenemos que esperar al miércoles para ver si se pueden recuperar para el domingo”, dijo el entrenador del Real Madrid.

El italiano quiso quitar hierro al juego brusco en el partido y cree que Pablo Maffeo no tuvo “intención de hacer daño” a Vinicius en un entrada del primer tiempo. “Ha sido un partido muy competido, sobre todo en la primera parte, con muchos contactos, pero correcto al final”.

“Creo que el árbitro al final ha acertado en sus decisiones, creo que han sido justas. Cuando nos adelantamos en el partido, para evitar problemas, quité a Valverde que tenía una amarilla y a Casemiro”, opinó el técnico de Reggiolo.

A 10 puntos del Sevilla

Para el entrenador madridista, el triunfo en Mallorca “no cambia nada” pese a que ponen diez puntos de ventaja sobre el Sevilla. “Tenemos ventaja y es bueno en este momento de la temporada. El equipo está bien físicamente y ahora tenemos que pensar en ganar el domingo y ya está”, advirtió.

Finalmente, pese a que la distancia es grande, Ancelotti tiró de hemeroteca particular para recordar que en el fútbol nada está ganado hasta el final: “¿Cómo se va a perder una final de Champions cuándo vas ganando 3-0? Me pasó una vez y ojalá que no me vuelva a pasar”, sentenció en referencia a la derrota en 2005 en Estambul ante el Liverpool.