Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha notificado en la mañana de este martes 14 de septiembre casi 3.000 movimientos sísmicos en la isla canaria de La Palma detectados, de los cuales uno de ellos se ha producido en el municipio de El Paso y ha alcanzado una magnitud de 3,5.

Mientras en toda la Península preocupan las lluvias y las tormentas, en las islas Canarias todos apuntan al subsuelo. Desde este pasado sábado 11 de agosto se han detectado 2.935 pequeños terremotos todos ellos condicionados por el aumento de la actividad sísmica que se ha producido en la zona.

‘Enjambre sísmico’

Esta situación se denomina ‘enjambre sísmico’ y por ello se ha activado en La Palma el nivel amarillo, de prevención, para el sistema de aviso por riesgo de volcanes.

Concretamente, el Plan Especial de Protección Civil y Atención a Emergencias por Riesgo de Volcánico (Pevolca) de Canarias haya activado el semáforo amarillo (el segundo nivel de alerta en una escala de 4) en la Cumbre Vieja de La Palma debido al aumento de seísmos.

Magnitudes por encima del 3

De los 2.935 terremotos detectados, varios de ellos han sobrepasado la magnitud 3. Uno se ha producido en el municipio de El Paso y ha alcanzado una magnitud de 3,5, mientras que el otro de ellos, que sí lo ha sentido la población, se ha localizado a las 06:00 horas de este martes 14 de septiembre a una profundidad de 9 kilómetros.

El Instituto Geográfico Nacional ha señalado que la actividad sísmica parece desplazarse hacia el oeste de la isla y también ha añadido que la profundidad ha disminuido.

 

VOLVER A PORTADA