El cura del Centro Penitenciario de Albacete ha sido detenido hace unos días por un presunto delito de tráfico de drogas, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Policía Nacional.

Dichas fuentes, que no han ofrecido información sobre la edad de dicho párroco, tan solo han informado que fue puesto a disposición judicial.

Fue la persona titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Albacete, en funciones de guardia, la que tras tomarle declaración el pasado viernes 21 decretó su libertad provisional, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

Se le imputa de manera provisional como presunto autor de un delito contra la salud pública, imputación que es provisional y que se tendrá que concretar a lo largo de la investigación judicial.

Como medida cautelar para el investigado, desde el Juzgado de Instrucción número 1 de Albacete se ha decretado también la obligación de comparecencia ante el juzgado todas las semanas, así como cuantas veces sea llamado.

El procedimiento continúa instruyéndose en sede judicial.