Tortos de maíz

El maíz se empezó a cultivar en México hace 10.000 años. El gran tamaño de las plantas y de los frutos hace de él un cultivo relativamente fácil de mantener, por lo que pronto se convirtió en la base de la alimentación de los pueblos americanos antiguos. Colón lo trajo a Europa y en un año se plantaba en gran parte del sur del continente. Hoy en día es uno de los cultivos más importantes a nivel mundial junto con el arroz y el trigo. Se utiliza para elaborar alimentos de consumo humano y para alimentar al ganado y animales de granja. Los tortos de maíz podrían asemejarse a los panuchos mexicanos, aunque suelen ser más sufladitos y un poco crujientes.

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 5 horas y 15 minutos
  • Tiempo de cocción: 15 minutos
  • Tiempo total: 5 horas y 30 minutos
  • Raciones: 8
  • Categoría: entrante
  • Tipo de cocina: asturiana
  • Calorías: 340 kcal por cada 100 g

Ingredientes de los tortos de maíz para 8 personas

  • 200 g de harina de maíz amarillo
  • 50 g de harina de trigo
  • ½ l de agua templada
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de levadura química (opcional)
  • Aceite de girasol o de oliva suave para freír
  • Queso de cabrales (opcional)
Ingredientes para hacer los tortos de maíz

Cómo hacer los tortos de maíz

Para elaborar los tortos lo primero que hay que hacer es la masa. En un bol mezclamos las dos harinas y le añadimos un poco de sal.

Mezclar harinas y sal para los tortos

Le vamos a ir añadiendo agua templada a las harinas y vamos mezclando con ayuda de una cuchara, paleta o varilla hasta que conseguir que se mezclen perfectamente. La masa no ha de ser muy líquida así que ojo al incorporar el agua templada. Debemos hacerlo poco a poco y según veamos le añadimos la que necesite. Tiene que quedar una masa fina. Podemos dejarla reposar unas 5 horas en la nevera.

Reposar masa de los tortos en la nevera

Una vez ha pasado el tiempo de reposo sacamos la masa de la nevera y hacemos bolitas del tamaño de una nuez. Las aplastamos y las reservamos sobre un papel vegetal hasta el momento de freír.

Formar tortos de maíz para freír

Los tortos de maíz se tienen que consumir en el momento porque si se enfrían se quedan gomosos en vez de crujientes. Podemos acompañarlos de lo que más nos guste, pero uno de los acompañamientos que mejor les va es el queso de cabrales. También podemos acompañarlos de ingredientes dulces como crema de chocolate, crema de cacahuete, dulce de leche… Hay infinidad de posibilidades para combinar con nuestros tortos de maíz. Lo importante, como hemos dicho anteriormente, es tomarlos recién hechos.

Presentación final de los tortos de maíz

En una sartén alta echamos suficiente aceite para que cubra el torto y los freímos vuelta y vuelta a temperatura media-alta para que no se quemen y suflen bien. Una de las cosas más características de los tortos es el suflado (en ocasiones irregular). Secamos el exceso de aceite en papel de cocina y emplatamos.

Presentación final extra de los tortos de maíz

Resumen fácil de preparación

  1. En un bol mezclar las harinas y la sal
  2. Añadir el agua templada de poco en poco a las harinas para hacer la masa
  3. Dejar reposar la masa 5 horas en nevera
  4. Sacar la masa y formar los tortos
  5. Freír los tortos en abundante aceite de girasol o de oliva suave y secar el exceso de aceite en papel de cocina
  6. Tomar los tortos de maíz recién hechos acompañados de ingredientes dulces o salados al gusto