De entre los muchos pescados blancos que podemos encontrar en el mar, cabe destacar la lubina. También conocida como róbalo, sin duda habrás escuchado ya que es bastante apreciada en la gastronomía. No es de extrañar, pues posee un sabor muy suave y tiene pocas espinas, lo que la convierte en un bocado ideal para paladares exigentes. Además, su carne firme y compacta la convierte en un pescado muy versátil, pudiéndose preparar tanto en crudo (en ceviches) como a la plancha, en papillote, al vapor, guisado… En este artículo nos quedamos con la lubina al horno con patatas, una de las maneras más fáciles y más sabrosas de degustarla.

El punto importante que tienes que tener en cuenta a la hora de prepararla es que los ingredientes principales tienen tiempos de horneado diferentes. Las patatas tardan mucho más tiempo en hacerse, por lo que primero horneamos éstas a solas. La lubina estará lista en pocos minutos. No necesita mucho más, pues queremos que nos quede bien jugosa.

¡No perdamos más el tiempo! Pasamos a explicarte todo lo que necesitas para que te salga una lubina al horno con patatas la mar de rica. ¡Manos a la obra!

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocción: 50 minutos
  • Tiempo total: 55 minutos
  • Raciones: 2
  • Categoría: plato principal
  • Tipo de cocina: española
  • Calorías: 170 kcal por cada 100 g

Ingredientes de la lubina al horno con patatas para 2 personas

  • 1 lubina de 600 g (sin la espina central y descamada)
  • 350 g de patatas para hornear
  • 1 cebolla grande (opcional)
  • 1 diente de ajo
  • Perejil fresco picado
  • 3 o 4 hojas de laurel
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Ingredientes para hacer lubina al horno con patatas *

Cómo hacer lubina al horno con patatas

Pelar y cortar las patatas en rodajas de medio centímetro de grosor más o menos. Pelar y cortar también la cebolla en rodajas. En un bol, reunir las patatas con la cebolla y el laurel. Salpimentar y mezclar con un par de cucharadas de aceite. Extender sobre la bandeja del horno.

Rebanar las patatas y la cebolla *

Precalentar el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo. Hornear las patatas a media altura unos 20 minutos. Sacar del horno, mezclar bien y hornear otros 20 minutos más.

Hornear las patatas y la cebolla *

Mientras tanto, lavar y secar muy bien el perejil, quitarle el tallo y quedarse con las hojas. Igualmente, pelar el diente de ajo, cortarlo por la mitad y quitarle el tallo. Picar muy fino tanto el perejil como el diente de ajo. Mezclalos con un chorro de aceite y otro de vino blanco.

Preparar una picada de ajo y perejil *

Una vez horneadas las patatas, colocar la lubina encima de ellas. Si se desea, se le puede retirar previamente la cabeza. Salpimentar y añadir también un chorrito de aceite por encima. Hornear durante 5 minutos.

Colocar la lubina encima de las patatas *

Por último, repartir la mezcla de ajo y perejil por encima tanto de las patatas como de la lubina. Se puede hacer con un pincel de cocina. Hornear unos 5 minutos más. Servir enseguida.

Repartir la picada de ajo y perejil encima de la lubina y las patatas *

Resumen fácil de preparación

  1. Pelar y cortar en rodajas de medio centímetro las patatas y la cebolla. Salpimentar y mezclar con 2 cucharadas de aceite. Extender sobre la bandeja del horno junto con el laurel
  2. Hornear a 180 ºC durante 20 minutos. Sacar, mezclar bien y hornear 20 minutos más
  3. Picar el perejil y el diente de ajo, mezclar con un chorrito de aceite y otro de vino
  4. Colocar la lubina sobre las patatas. Hornear 5 minutos
  5. Pintar la lubina y las patatas con la mezcla de ajo y perejil. Hornear 5 minutos más

VOLVER A PORTADA