cobro de subvenciones irregulares. Este jueves, por primera vez, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha hablado sobre la citación en calidad de investigado de su hermano, Francis Puig, en el marco de dicha causa.

En un pleno en el Parlamento valenciano Puig ha evitado nombrar a su hermano, pero ha defendido que el Ejecutivo que lidera actúa dentro de la legalidad: “La justicia va a actuar en todos los casos. Estamos absolutamente tranquilos. Este es un gobierno honrado, honesto y que defiende sobre todo a las personas”, ha dicho.

En el mismo pleno, también se han lanzado reproches contra la vicepresidenta Mónica Oltra por la gestión del caso de los abusos a una menor tutelada por parte de su exmarido. A ambos, el Partido Popular valenciano les ha pedido adoptar “responsabilidades políticas” por “decencia”. “Es el mantra que repetían cuando estaban en la oposición. ¿Dónde están las lecciones que ustedes daban?”, ha preguntado la presidenta de la formación ‘popular’ en Valencia, María José Catalá.

Anticorrupción pide una auditoría a la Generalitat

El hermano del jefe del Consell deberá declarar por primera vez el próximo 23 de mayo, sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción no solo ha pedido al juez esta citación, sino que también ha exigido a la Generalitat Valenciana, al Govern de Catalunya y al Gobierno de Aragón una auditoría con toda la información sobre el dinero recibido por las empresas de los hermanos Puig y de sus socios y la justificación de esas partidas.

Se investigan presuntos delitos de fraude de subvenciones, malversación y prevaricación en la obtención de ayudas públicas, entre 2015 y 2018.