Los Chorradoress, en Navarrés, (Valencia), una zona de baño frecuentada por excursionistas.

Según las primeras investigaciones, el pequeño habría caído a una de las pozas del lugar, de unos seis metros de altura, y la madre habría saltado a continuación para rescatarlo, perdiendo ambos la vida. Los servicios de emergencia no pudieron hacer nada para rescatarlos.

Al lugar de los hechos se trasladaron el Grupo de Rescate en Altura GERA del Consorcio con un helicóptero de rescate de Generalitat, bomberos del parque de Xàtiva, bomberos voluntarios de Navarrés y varias unidades de bomberos forestales de GVA-Sgise, entre otros.

“Todo el pueblo están conmocionado”

Antes de la llegada de los primeros efectivos del dispositivo, otras personas que había en la zona lograron sacar del agua a la mujer, pero no encontraron el niño, que finalmente fue localizado y rescatado por bomberos voluntarios de Navarrés.

Estela Darocas, alcaldesa de Navarrés, explicó ayer al diario ‘Levante-EMV’ que “todo el pueblo está conmocionado” y que el ayuntamiento decretará dos días de luto.

La zona donde se produjo el trágico suceso en el paraje de Los Chorradores cuenta con un pequeño puente y saltos de agua de unos seis metros, por lo que muchas personas también practican deporte en este paraje.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de las investigaciones para determinar las causas del suceso. Los dos cadáveres fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Valencia para practicarles las correspondientes autopsias, según señala el periódico ‘Las Provincias’.