delito de descubrimiento de secretos, por consultar sin permiso el historial clínico de su exmarido. Será juzgada este viernes en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra.

Según el escrito de acusación pública, la procesada aprovechó su condición de funcionaria en el sistema sanitario público para acceder en al menos siete ocasiones entre el 19 de noviembre de 2020 y el 19 de enero de 2021.

Usando su nombre de usuario y su clave interna, accedió al historial, sin que el perjudicado le hubiera dado autorización y sin que mediaran motivos asistenciales. La Fiscalía considera a la acusada autora de un delito de descubrimiento de secretos, con la circunstancia agravante de parentesco, y pide para ella la pena de cuatro años de prisión.

También reclama que se le imponga una indemnización de 5.940 euros y la inhabilitación absoluta durante siete años. Los hechos habrían ocurrido cuando la pareja estaba separada de hecho, ya que la sentencia de divorcio es de febrero de 2021.