Miguel Ángel Fernández ha sido este viernes en uno de los enclaves más representativos de A Coruña, la Rosa de los Vientos, a los pies de la Torre de Hércules. Y aunque el logro de 18 flexiones a una mano y con los pies juntos ha sido certificado por dos técnicos especialistas en educación física, que actuaban como testigos de la prueba, la sensación final de este ingeniero industrial de 43 años ha sido agridulce. “Si Guinness da por bueno el ejercicio, habré batido el récord y por eso estoy contento. Pero me habría gustado lograr mi objetivo: mejorar mi propia marca, que está en 20 flexiones”, nos decía Miguel Ángel al terminar.

Para llegar a este reto, Miguel Ángel asegura que pasó por la práctica de muchos deportes desde hace más de 15 años. La idea de presentarse a este récord fue un reto para sí mismo con el que quiere “animar a otras personas a probar sus capacidades deportivas”.

A la segunda va la vencida

Esta es la segunda vez que Miguel Ángel intenta batir este récord Guinness de flexiones a una mano. 2La primera vez conseguí hacer 20 flexiones, pero no las dieron por válidas porque hubo problemas técnicos en la grabación y no se veía con claridad la correcta ejecución del ejercicio (en el que el pecho debe tocar el suelo y las rodillas no, para lo que es necesario realizar la prueba en pantalón corto)”, nos cuenta. Y aunque se ha quedado a dos flexiones de aquella marca, las 18 flexiones realizadas ahora son de récord.

 

VOLVER A PORTADA