el barco estaba siendo golpeado por los animales.

Afortunadamente todo se quedó un susto y no hay que lamentar daños, pero el pequeño barco de madera de nombre ‘Gipsy 1927’, que hacía la travesía desde Cádiz a Almería fue rodeado por las orcas que habitualmente merodean en la zona.

No es la primera vez que esto ocurre ni tampoco será la última, pues apenas una semana antes, pues los rescates a embarcaciones han aumentado considerablemente en los últimos meses.

Hace una semana, Salvamento Marítimo tuvo que asistir a un velero que había sufrido de madrugada la acometida de orcas en el Estrecho de Gibraltar, al quedar a la deriva tras activar el protocolo necesario en estos casos y ante la situación del oleaje. En la costa de Barbate también han tenido que asistir de nuevo a dos embarcaciones tras sufrir golpes en el timón por parte de un grupo de orcas.