Tres días antes de que el Gobierno declarara el estado de alarma, Liverpool y Atlético de Madrid se enfrentaron en la ciudad británica. Un encuentro que estuvo rodeado de polémica por el hecho de aglutinar a miles de personas cuando muchos países ya estaban tomando medidas de distanciamiento social por la crisis del coronavirus. Ahora, un estudio elaborado por ‘Edge Healt’ asegura que el encuentro provocó 41 muertes por covid-19.

Según el informe, realizado con datos del Servicio Nacional de Salud Británico (NHS), el partido correspondiente a la vuelta de octavos de la final de la Liga de Campeones, en el que los de Diego Simeone consiguieron el pase a la siguiente fase con un 2-3 en Andfield, sirvió para expandir el virus y, a consecuencia, más de una cuarentena de personas han fallecido.

El choque, al que acudieron cerca de 3.000 aficionados del equipo español, fue tachado a principos de abril de “error” por el director de salud pública de Liverpool, Matthew Ashton, que, además, reconoció que el aumento de casos en su ciudad pudo estar relacionado con el duelo entre ambos equipos.

“Es escandaloso”

La controversia generada por el encuentro entre la población británica, que pidió que se celebrara sin público, llevó al alcalde de Liverpool, Steve Rotheram, ha solicitar una investigación para esclarecer los motivos de por qué se había jugado el encuentro y si podía tener relación con la expansión del coronavirus. Si la gente se ha contagiado como resultado directo de un evento deportivo que creemos que no debería haberse celebrado, es escandaloso”, dijo Rotheram en declaraciones a la cadena británica BBC.

La respuesta aportada por ‘Edge Health” es clara. 41 personas fallecieron adicionalmente entre 25 y 35 días después del encuentro. El citado informe también analizó las posibles muertes adicionales por coronavirus que causó el Festival de Cheltenham, que atrajo a más de 250.000 personas en la segunda semana de marzo y que pudo provocar “37 muertos adicionales” relacionadas con el virus