Tres niños muertos y cuatro desaparecidos este jueves después de que un alud sepultara un colegio de Colombia. El suceso se produjo en el caserío Tapartó, parte del municipio de Andes en el momento en el que 22 alumnos se encontraban en el interior de la escuela La Lejía junto a una profesora y una mujer que ayudaba en el comedor escolar. De estos, 17 salieron ilesos.

En el momento del desprendimiento los alumnos informaron de inmediato a las autoridades que atendieron la emergencia en el departamento policial de Antioquía. El director del Departamento Administrativo para la Gestión del Riesgo de Desastres de Antioquia (DAGRD), Diego Peña López, ha explicado que tras el incidente, han sido rescatados inicialmente 19 estudiantes y una profesora.

El alcalde de Andes, Carlos Alberto Osorio ha detallado a los medios de comunicación lo ocurrido. “Diecisiete de los niños fueron rescatados sin mayor novedad, de los otros cinco, dos fueron llevados al hospital local y están fuera de peligro y estables. Pero damos una noticia muy triste, que tres niños pierden la vida en este hecho“. “Los niños escucharon un ruido muy fuerte. La mayoría de ellos logró salir de la escuela”, detalló Osorio.

Los equipos de rescate todavía continúan evacuando la tierra de la escuela en un angustioso rescate para encontrar a los desaparecidos.

Un represamiento de aguas, la causa de la tragedia

De acuerdo a las informaciones que hay hasta el momento, se piensa que el desprendimiento de tierra se produjo por un represamiento de aguas en la parte alta de la montaña, producto de las fuertes y constantes precipitaciones que han azotado al país en los últimos días.

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha querido mostrar en su cuenta de Twitter “toda su solidaridad a las familias de los niños que lamentablemente perdieron la vida en esta tragedia que enluta al país”.