Se terminó la tregua en el mercado de alquiler. Desde diciembre los precios han subido un 2, 5%. Los inquilinos pagan ahora como media 10,53 euros por cada metro cuadrado. Durante la pandemia las rentas habían permanecido estables. Han sido 13 meses de relativa calma, pero el fin de los confinamientos, la relajación de las medidas sanitarias y el inicio de la recuperación económica han provocado un aumento de demanda.

Los jóvenes vuelven a demandar alquileres

María Mato, portavoz de Fotocasa, en declaraciones a Antena 3 Noticias señala que “los jóvenes han vuelto a demandar alquileres, ha vuelto la normalidad y se ha recuperado la actividad tensionando los precios”.

En la mayoría de las facultades han terminado las clases online y eso ha motivado que los estudiantes vuelvan a buscar viviendas. Han irrumpido con fuerza en la demanda y eso que, de momento, no tienen acceso al bono joven prometido por el gobierno. Una ayuda de 250 euros para menores de 35 años que se hace esperar y que está retrasando la decisión de emanciparse de muchos jóvenes.

En Alicante sube un 17,2%

Según el estudio de Fotocasa son las capitales de provincia las que han experimentado una subida interanual mayor. Alicante lidera el ranking con un 17,2%, le siguen Barcelona con un 15,1 % y Segovia con un 14,5%. Bastante detrás está Madrid, con una subida del 4.9%.

El problema de fondo es la falta de oferta, sobre todo de alquileres accesibles. Durante la pandemia, con las fronteras cerradas, muchas viviendas se destinaron al alquiler turístico, y esa situación no va a cambiar de cara al verano.

La falta de vivienda es más evidente en las grandes ciudades y esto, según María Matos, podría provocar una vuelta a la tendencia anterior a la pandemia: ”Los descensos han finalizado en el mercado del alquiler y cambia la tendencia. El mercado del alquiler vuelve a recuperar cierta normalidad y la demanda parece que tiende a incrementarse mes a mes”, añade.

Esta situación podría provocar precios máximos en grandes ciudades.