Siete comunidades -Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Galicia- continúan este viernes con alerta amarilla (riesgo) por lluvias y por rachas de viento que registrarán hasta 90 kilómetros por hora, informa la Agencia de Meteorología en su página web.

Castilla y León tiene nivel amarillo en la provincia de Ávila por lluvias que acumularán alrededor de 40 litros por metro cuadrado en 12 horas; en Burgos, León y Palencia hay aviso por fuertes rachas máximas de viento que alcanzarán 90 kilómetros por hora.

En Galicia, una de las comunidades más afectadas por las inclemencias meteorológicas de las últimas horas, se mantiene la alerta por fuerte oleaje en las provincias de A Coruña, Lugo y Pontevedra, donde se prevén vientos del sur-suroeste con olas que podrían subir hasta los 4 metros; en A Coruña y Pontevedra hay además aviso por lluvias -40 litros en 12 horas- y por rachas de viento de 80 kilómetros por hora.

La comunidad andaluza ha activado la alerta por lluvias -entre 15 y 20 litros en una hora o entre 40 y 60 litros en 12 horas- en las provincias de Córdoba, Huelva y Sevilla.

Extremadura sólo mantiene el nivel amarillo en la provincia de Cáceres por precipitaciones que dejarán 60 litros en 12 horas, mientras que en Castilla-La Mancha las lluvias afectarán a la sierra de Toledo donde se prevé acumular 40 litros en 12 horas.

En la mitad norte peninsular, Cantabria y Asturias continúan con aviso por intensas rachas de viento que alcanzarán los 90 kilómetros por hora en Picos de Europa y en Liébana y Cantabria del Ebro, respectivamente.

La Agencia de Meteorología avisa de que con la alerta amarilla no hay riesgo meteorológico alguno para la población en general, aunque sí para actividades concretas.