investiga a una persona por presunto delito de maltrato animal en Aznalcóllar (Sevilla). El hombre tenía a un caballo en malas condiciones higiénico sanitarias dentro de un taller clandestino. El animal se encontraba a la entrada de una nave ubicada en el Parque Empresarial Los Llanos de la localidad de Salteras (Sevilla). Los agentes pudieron constatar la presencia de un caballo adulto, en la entrada exterior de un taller mecánico en unas condiciones higiénico sanitarias “manifiestamente deficientes tendido en el suelo sin poder levantarse y con un acusado estado de nerviosismo”.

El caballo tuvo que introducir su cabeza debajo de uno de los coches existentes ya que no disponía de sombra para refugiarse y la temperatura exterior era 38 grados.

El animal tuvo que ser sacrificado

Los agentes trasladaron al animal hacia el interior del taller y llamaron a un veterinario colegiado para que se desplazara al lugar y le proporcionara asistencia clínica de manera urgente. A pesar de que le dieron analgésicos, suero intravenoso y otros medicamentos, el animal “seguía sin responder favorablemente” por lo que el veterinario procedió a suministrarle la eutanasia para evitarle mayores sufrimientos.

El informe veterinario ha revelado que el animal “se encontraba en estado de caquexia, con disnea, y con la actividad cardiaca muy elevada“. Los gastos derivados de la asistencia veterinaria y de los gastos de retirada del cadáver han sido asumidos en un primer momento y de forma subsidiaria por el Ayuntamiento de Salteras.

Por ello, y en aplicación del Artículo 337 del Código Penal y la presunta por omisión a las obligaciones establecidas en la Ley de Protección de los animales de Andalucía, el Seprona de la Guardia Civil de Aznalcóllar ha procedido a imputar en calidad de investigado, no detenido, por un presunto delito de maltrato animal al responsable del animal.