El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó hoy un alto el fuego de 36 horas a partir de las 12.00 hora de Moscú (09.00 GMT) de mañana viernes a lo largo de toda la línea del frente en Ucrania, informó el Kremlin.

Según la nota de la Presidencia rusa, la decisión del jefe del Estado es en repuesta al llamamiento del patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kiril, de establecer una tregua de Navidad, que los creyentes ortodoxos celebran el 7 de enero.

«Debido a que en la zona de acciones militares vive un gran número de ciudadanos ortodoxos, llamamos a la parte ucraniana a declarar un régimen de alto el fuego para permitirle acudir a los templos la víspera de Navidad y el día de Navidad», señala el comunicado oficial.

Horas antes, Kiril había pedido una tregua para que los fieles pudiesen celebrar la Navidad.

«Yo, Kiril, patriarca de Moscú y toda Rusia, llamo a toda las partes involucradas en este conflicto intestino a un alto el fuego y establecer una tregua de Navidad», señaló en su llamamiento, publicado en la página web de la IOR.

Tregua en Navidad gracias al patriarca de la Iglesia ortodoxa

La tregua propuesta por el jefe religioso para que los creyentes puedan acudir a los templos en Nochebuena y Navidad debía entrar en vigor a las 12.00 hora de Moscú (09.00 GMT) mañana viernes y se extendería hasta las 24.00 horas (21.00 GMT) del día 7, el mismo plazo del alto el fuego ordenado por Putin.

Es la primera vez que el presidente ruso dispone un alto el fuego en todos los frenes desde que lanzó el 24 de febrero pasado su campaña militar en Ucrania con el objetivo de «desnazificar y desmilitarizar» el vecino país.

El llamamiento de Kiril no tuvo buena acogida en Kiev: «La declaración de la IOR sobre una ‘tregua de navideña’ es una trampa cínica y un elemento de propaganda», escribió en Twitter el asesor de la Presidencia ucraniana Mijailo Podolyak.

Putin, dispuesto a dialogar si Ucrania cumple sus condiciones

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó horas antes de anunciar el alto el fuego en una conversación telefónica con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, que está dispuesto a dialogar con Ucrania si el Gobierno de Kiev cumple sus condiciones y si toma en cuenta las «nuevas realidades territoriales», informó el Kremlin.

«Vladímir Putin nuevamente reiteró la disposición de Rusia a un diálogo serio con la condición de que las autoridades de Kiev cumplan las conocidas demandas, planteadas repetidamente, y tomen en cuenta las nuevas realidades territoriales», señaló la Presidencia rusa en un comunicado.

Las exigencias de Moscú son la desnazificación y desmilitarización de Ucrania; y las nuevas realidades territoriales son la anexión en septiembre pasado de cuatro regiones ucranianas, Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón, además de Crimea, anexionada en 2014.

VOLVER A PORTADA