Con el verano en su apogeo, todos nos esforzamos por presentar nuestro mejor yo. Correr para quemar calorías y bajar de peso parece haberse quedado atrás. Nos encontramos en una era donde se prioriza una figura saludable y tonificada. Conseguirlo requiere un compromiso sólido con un estilo de vida equilibrado, donde una dieta adecuada y la actividad física son cruciales.

El desafío consiste en encontrar la modalidad de ejercicio o deporte que permita quemar la mayor cantidad de calorías, un objetivo clave para quienes buscan reducir su peso y grasa corporal. Sin embargo, es vital recordar que el consumo calórico durante una actividad física depende de diversos factores, como el metabolismo, la constitución física y la intensidad del ejercicio.

A continuación, te presentamos un innovador método de entrenamiento cardiovascular que te permitirá perder peso sin tener que correr al aire libre o en la cinta del gimnasio.

Caminar en lugar de correr con el revolucionario método 15-5-30

Esta técnica de entrenamiento pionera para la quema de grasas nació durante la pandemia, cuando el ejercicio se convirtió en el principal pasatiempo para aquellos confinados en casa. Con los gimnasios cerrados, muchas personas vieron su principal espacio de entrenamiento fuera de alcance.

En este contexto, surgieron figuras influyentes en el mundo del fitness, como entrenadores y deportistas, quienes compartieron sus rutinas de entrenamiento con sus seguidores. Entre estas innovaciones, se destacó el método de entrenamiento cardiovascular denominado 15-5-30.

Este nuevo método se presenta como una forma revolucionaria de perder peso sin tener que pasar largas horas corriendo. Se trata de perder peso simplemente caminando, realizando sesiones de ejercicio no demasiado largas o intensas y viendo resultados rápidos. Es un enfoque con el que puedes alcanzar un estado de forma física óptima, sin la necesidad de correr kilómetros o realizar series de ejercicios extenuantes.

El método 15-5-30 se refiere al patrón que debes seguir cuando te ejercitas en la cinta de correr, ya sea en el gimnasio o en casa. El ’15’ representa la inclinación de la cinta (15%), el ‘5’ corresponde a la velocidad (en kilómetros por hora) a la que debes ajustar la cinta, y el ’30’ es el tiempo que le dedicarás a la sesión (en minutos).

Este método está ganando tal popularidad que ya existen estudios científicos que comienzan a demostrar que caminar en una pendiente, como si subieras una cuesta empinada, tiene el mismo gasto energético que correr, pero con menos esfuerzo y un impacto menor en nuestras piernas. Tus rodillas también lo agradecerán, ya que sufren más cuando corres debido a la elevación y caída de las piernas por cada paso que das al trotar, en comparación con cuando caminas.

Además, este ‘método 15-5-30’ tiene otros beneficios para nuestro entrenamiento y para nuestro organismo. Caminar a una cierta velocidad en la cinta inclinada al máximo permite ganar fuerza y masa muscular en la zona inferior del cuerpo. También puede ser un método muy efectivo para ‘aplanar’ la zona abdominal, ya que se utilizan las reservas de grasa abdominal para quemar calorías con este ejercicio, y puedes llegar a perder hasta 334 calorías con esta actividad. En resumen, caminar puede ser igual o más efectivo que correr para adelgazar y perder los ‘kilos de más’. Este método innovador puede ser la clave para mantener tu forma física este verano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí