Se iniciaron el pasado mes de noviembre cuando un medio de comunicación del Reino Unido, que se encontraba realizando un reportaje de investigación en España, sobre estafas a través de las denominadas “redes profundas”de Internet conocidas como DEEP WEB, denuncia que tiene noticia de una información sensible relacionada con la provincia de Pontevedra.

Al analizar esta información, se pudo comprobar como un nick anónimo le adelanta 15.000 euros, en bitcoins, a un grupo de presuntos sicarios y les facilita los datos personales de una mujer, domicilio, lugar de trabajo, matrícula del coche, rutinas diarias y una fotografía, con el objeto de que acabasen con su vida simulando un accidente.

Las investigaciones realizadas por el Grupo de Homicidios y el EDITE (Equipo de Investigación Tecnológica), en el marco de la denominada operación “HITMAN GALLEGO”, no solo permitieron constatar la identidad de la víctima potencial, sino también localizar a la persona que había contratado los servicios de los sicarios, que resultó ser su expareja, un vecino de esta provincia, con el que había tenido una relación sentimental hace unos cuatro años aproximadamente. Esta circunstancia es determinante para que los hechos investigados se puedan enmarcar también en el ámbito delictivo de la violencia de género.

Cabe resaltar que este grupo de presuntos sicarios, llevan a cabo principalmente estafas, ya que en ningún momento pensaban concluir con el encargo realizado, sino solamente cobrar por él. 

Existen casos de estafa de “SICARIOS” en la deep web

La Deep Web es la parte más profunda de Internet. La mayoría de los sitios web están asociados con actividades ilegales, y por ello muchas personas lo utilizan de forma ilícita, con el fin de conseguir la anonimización de sus datos de conexión y de navegación mientras busca servicios, relativos a tráfico de armas, venta de órganos, sicarios, trata de seres humanos, etc.

En la denominada ‘deep web’ y siempre al amparo del anonimato, se pueden encontrar sicarios que se ofrecen para matar a cambio de un precio considerable. Uno de los aspectos más importantes como en todo servicio contratado es el de las condiciones de pago, y el problema al que se enfrentan todos los interesados siempre es el mismo: cómo evitar las frecuentes estafas y asegurarse de que el delito se ha consumado.

En cualquier caso, hay que tener presente que no sabemos quién está detrás al fin y al cabo estaríamos tratando con delincuentes. Podría ser un estafador quien nos ofrece un servicio falso como es el caso que nos ocupa, y por supuesto, no vamos a poder ”reclamar” absolutamente nada.

La moneda utilizada generalmente en este tipo de contratos es la criptomoneda, siendo una divisa electrónica descentralizada que puede transferirse electrónicamente entre dispositivos inteligentes, en teoría sin dejar rastro, aunque como se ha demostrado en numerosos casos se identifica al titular del pago efectuado.

​El detenido fue puesto a disposición judicial en el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Nº1 de los de Caldas (Pontevedra).


VOLVER A PORTADA


📢Compartir en...👇