El gasto en Defensa aumentará un 25,8% en los próximos Presupuestos, a pesar de las reticencias de Unidas Podemos. Pedro Sánchez se comprometió con la OTAN a elevar de manera progresiva la inversión militar hasta alcanzar en 2029 el 2% del PIB. Esta promesa generó mucho malestar en sus socios de coalición y amenazaron con dar la batalla en las cuentas del próximo año. Finalmente este asunto ha quedado totalmente diluido en la negociación, sin que la formación morada haya insistido en su rechazo.

La decisión del Ministerio de Hacienda de que parte de este incremento figurara en un plan especial de Defensa, porque no computa en el techo de gasto y, por tanto, no afecta a otras partidas del Presupuesto, salvaba la oposición de Unidas Podemos. Pero la subida de la inversión en Defensa es considerable y, una vez que se ha conocido que el aumento global en este Ministerio es del 25,8%, parece que la cifra se le ha atragantado a los socios de coalición.

El presupuesto del Ministerio propiamente dicho se incrementa un 6,5%, sobre todo por la mejora del salario del personal militar y de manera paralela el plan de Defensa se amplía a 4.900 millones de euros, lo que arroja un saldo final de crecimiento del 25,8%. En realidad, la subida no sería tan estruendosa si la invasión rusa de Ucrania no hubiera abierto un debate en el seno de la UE sobre la necesidad de dedicar más dinero a la seguridad y sin todas las declaraciones de Unidas Podemos oponiéndose a ella.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, destacó que “los compromisos del presidente se cumplen” y que él, como máximo responsable de las cuentas públicas, cuando compromete su palabra, “los presupuestos le dan cobertura”. Para ello, el plan de Defensa eleva la cuantía de 3.000 millones, con los que cuenta en este ejercicio a 4.900.

Pero el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, cargó la tarde de este martes contra el PSOE y aseguró en un tuit: “Quiero decir claramente que nos han ocultado el aumento unilateral en el gasto en defensa y que es una vergüenza”. Y añadió, que “no vamos a romper el gobierno por una deslealtad del PSOE, porque sería muy irresponsable cuando tenemos a Feijóo y Abascal afilando los cuchillos”.

No obstante, según confirman a este diario fuentes de los dos partidos del Gobierno, de este asunto se habló en las conversaciones del techo de gasto. Unidas Podemos asumió la subida porque no “competía” con otras partidas de gasto social. Y además, puntualizan fuentes socialistas, ellos “entendieron” que iba a favorecer la creación de empleo. El aumento de la inversión, principalmente en tecnología, generará 22.667 puestos de trabajo de forma directa o indirecta, ya que mejora los contratos de la industria de Defensa, en empresas como Navantia, Airbus o Indra.

Fuentes de la formación morada precisan que, efectivamente, sabían que el plan especial de Defensa iba a elevar la inversión militar, lo que dicen ahora es que no conocían que el presupuesto destinado al Ministerio iba a aumentar un 6,5% y que eso nunca formó parte de la negociación. A lo largo del día varias fuentes de la formación han tratado de restar importancia a la subida. Desde el partido tratan de explicar también que ese 6,5% que se contempla en las cuentas públicas se debe a que se han actualizado los presupuestos de todos los ministerios.

En concreto, reivindican que Derechos Sociales ha subido un 18% e Igualdad un 14%. Aun así, fuentes cercanas a la dirección morada insisten en que en las conversaciones, estrictamente para los Presupuestos, nunca se puso sobre la mesa ningún aumento. Sobre los 4.900 millones de euros destinados a un plan especial de Defensa señalan que estos no computan para el techo de gasto y que, por tanto, no se consideran dentro de los propios Presupuestos. No obstante, desde el Ministerio de Hacienda se sostiene lo contrario, que el plan especial de Defensa forma parte de las cuentas.