Pedro Sánchez ha iniciado este miércoles en Nueva York su gira económica de tres días por Estados Unidos, que tiene por principal objetivo atraer la inversión a España del sector privado estadounidense al calor de los fondos de rescate de la UE.

En una entrevista con el editor en Estados Unidos de la agencia Reuters, John Foley, celebrada en el Instituto Cervantes de Nueva York, el jefe del Ejecutivo se ha mostrado seguro sobre sus posibilidades de victoria en las elecciones de 2023, pese a la subida en intención de voto de la derecha de las últimas encuestas y la popularidad de figuras como Isabel Díaz Ayuso.

“A la largo los españoles sabrán apreciar lo que hemos hecho durante la crisis de la Covid-19. A mí me gustan los hechos y considero que tanto yo como mi equipo de Gobierno damos y entregamos hechos. Estamos en hacer cosas. La oposición sólo sabe gritar”, ha señalado.

El motivo de su viaje, en cualquier caso, es económico y la mayor parte de la conversación ha girado en torno a los planes del presidente para lograr seducir a los inversores estadounidenses.

500.000 millones de dólares en inversión

“Necesitamos al sector privado estadounidense para redefinir la economía española”, ha dicho el presidente, que aspira a conseguir 500.000 millones de dólares para inversiones en innovación, transformación tecnológica y economía verde.