Pedro Sánchez, líder del PSOE y candidato a la investidura, ha dado un paso significativo hacia la aproximación con Junts, evidenciado en una reunión pública que sostuvo con Miriam Nogueras, portavoz de Junts en el Congreso y cercana al expresidente catalán Carles Puigdemont. Este encuentro marca la conclusión de la ronda de diálogos con los grupos parlamentarios en busca de apoyos para su investidura.

Un Diálogo Difícil con Junts

Fuentes de ambas formaciones indican que también participaron en la reunión Santos Cerdán, secretario de Organización del PSOE, y Félix Bolaños, ministro de la Presidencia. La conversación, que se extendió por más de una hora y media, se reconoce como “muy difícil” por parte de los socialistas, dado que Junts, liderado por Puigdemont, debe moverse desde el rechazo a cualquier diálogo con el Ejecutivo, hacia la negociación y apoyo de una investidura de Sánchez.

El PSOE admite que el acuerdo con Junts es el más “complicado” debido a la necesidad de “pasar página” de los eventos relacionados con el desafío soberanista de 2017 y las diversas corrientes dentro de Junts respecto a la posición a adoptar.

Relación Contrastante con ERC

Los socialistas destacan que la relación con ERC es “diferente” ya que se ha establecido una “base” tanto en Cataluña como en Madrid durante la última legislatura. Esto permitió el gesto público de la llamada de Sánchez al líder republicano, Oriol Junquera, tras “cinco años colaborando”.

En cambio, la dinámica con Junts es distinta ya que rechazaron la ‘Mesa de diálogo’ y cualquier negociación con el Ejecutivo y el PSOE. Ahora, la necesidad del apoyo de los siete parlamentarios de Junts para la investidura de Sánchez, especialmente tras las elecciones del 23-J donde el PP fue la fuerza más votada, ha abierto un nuevo escenario donde la amnistía para los involucrados en el proceso soberanista es un punto clave en la negociación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí