Santa Cruz de Tenerife ha dictado una orden de detención y presentación de un hombre de nacionalidad alemana, quien podría haber viajado a la isla junto con sus dos hijos, de 11 y 10 años de edad, sin el permiso de la madre.

La Policía Nacional ha informado que “la investigación comenzó este martes, cuando entró en vigor dicha orden, de ámbito nacional, y que todos los cuerpos y fuerzas de seguridad están alertados”.

Las labores de rastreo se centran en el sur de Tenerife, donde supuestamente están padre e hijos.

La asociación SOS Desaparecidos colgaba en redes sociales el cartel de los dos menores días atrás e informaba sobre datos: Kristian y Amantia Toska, de 11 y 10 años, él de pelo castaño, delgado, ojos marrones y gafas graduadas, y ella, delgada, de pelo castaño, largo y rizado, y ojos marrones. Además constan como desaparecidos el pasado 17 de enero en Tenerife.

Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos, ha desvelado que el padre ha amenazado a la madre con matar a los niños si acudía a la Policía.

Amills piensa que padre e hijos están en Tenerife, proque “hay imágenes suyas” en la isla, y además le consta que ha cogido solo varios vuelos de ida y vuelta a Madrid.

SOS Desaparecidos califica este caso como un posible secuestro parental.