Las últimas opciones de Mónica Oltra para entrar en la lista autonómica de Compromís parecen desvanecerse toda vez que el titular del Juzgado de Instrucción 15 de Valencia ha solicitado ampliar 6 meses la investigación que lleva a cabo para averiguar si la exvicepresidenta dificultó el desarrollo del procedimiento judicial sobre los abusos que su exmarido cometió sobre una menor tutelada.

El juez ha pedido a las partes que se pronuncien al respecto y todo indica que la prórroga se producirá. De esta forma, y pese a que Compromís ha introducido en su reglamento un salvoconducto para que Oltra pudiera incluso liderar la lista autonómica de la coalición nacionalista si es absuelta, todo apunta a que no habrá tiempo material para que eso se produzca.

Tal y como quedó claro después de prestar testimonio ante el juez el pasado 19 de septiembre, Oltra arrojó más sombras que luces sobre la gestión del departamento que lideraba en el Gobierno valenciano y que ha acabado con otras 14 personas en el banquillo de los acusados. El juez ha decidido que después de la declaración de Mónica Oltra es pertinente llamar a declarar como imputado a Miquel Real, exjefe de gabinete de Oltra y al secretario autonómico de Hacienda, Francesc Gamero.

Para esas declaraciones aún no hay una fecha determinada pero el juez sí que indicó que se produjeran “a la mayor brevedad posible“. Además, hay que sumar que el titular del Juzgado que instruye la causa va a citar como testigos a la propia víctima del exmarido de Oltra, y a quien entonces era su pareja sentimental.

La Fiscalía también solicitó en su día que el juez aceptara los correos electrónicos que se cruzaron entre los acusados durante unos meses concretos de 2017 en los que hicieran referencia a los hechos del abuso a la menor tuteada que estaba investigando la justicia y que describieran cuál debía ser la gestión del departamento del Gobierno valenciano que encabezaba Oltra.