l presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha exigido ha exigido este jueves al Gobierno de Estados Unidos que se levanten las sanciones contra el país latinoamericano.

«Levanten las sanciones criminales sobre el pueblo de Venezuela. ¡Ya basta de persecución económica y financiera», ha insistido el mandatario venezolano, que ha lamentado que la «agresión» desde el exterior «es una amenaza para recolonizar» el país.

Maduro, así, ha denunciado que la actividad petrolera está bajo persecución «con el objetivo de que Venezuela no tenga los recursos que libremente debe percibir para invertirlos en su economía y en los derechos sociales del pueblo».

«Todos los venezolanos y las venezolanas debemos rechazar de manera unánime el intervencionismo imperialista, el intervencionismo extranjero en nuestra Patria», ha implorado en su mensaje anual ante la Asamblea Nacional.

Maduro reprocha las sanciones a su Gobierno

El mandatario ha criticado que las sanciones han estado «dirigidas principalmente a organismos del Gobierno, en un 42 por ciento, y la industria petrolera, en un 18,7 por ciento, mientras que el sector privado ha sido el objetivo del 7 por ciento de las medidas.

La oficina de prensa de la Presidencia venezolana ha informado de que hay vigentes 927 «medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela», que supondrían una pérdida de ingresos brutos de 232 mil millones de dólares (214 mil millones de euros).

La Presidencia, que ha asegurado que estas políticas constituyen una violación de los Derechos Humanos del pueblo, estima que, en los últimos ocho años, «sectores extremistas han despojado a Venezuela de 411 millones de dólares al día (378 millones de euros)».

VOLVER A PORTADA