Rafael Nadal no podrá volver al circuito en un periodo de seis a ocho semanas por la lesión de la cadera que sufrió en su partido de segunda ronda del Open de Australia ante el estadounidense Makenzie McDonald. El actual número 2 mundial ha pasado este jueves una resonancia médica en un hospital de Melbourne donde se le ha apreciado una lesión grado 2 en el Psoas ilíaco de su pierna izquierda.

El tenista balear deberá estar los próximos días en reposo deportivo y realizar tratamientos de fisioterapia antiinflamatoria según el doctor Ángel Ruiz Cotorro, su médico, que le acompañó durante las pruebas y en todo el torneo australiano. Nadal sufrió una lesión parecida en los cuartos de final del Open de Australia de 2018, ante el croata Marin Cilic. unos problemas que un mes después se le reprodujeron antes de debutar en el torneo de Acapulco.

La lesión impedirá a Nadal jugar los torneos de Doha (20 de febrero), Dubai (27 de febrero) y, si se cumplen las ocho semanas de recuperación, también la exhibición en las Vegas que tenía prevista con Carlos Alcaraz y posiblemente el Masters 1.000 de Indian Wells, donde el año pasado fue finalista y donde llegó con 20 victorias consecutivas. Nadal caerá así fuera del ‘top10’ en el que tiene un récord de 905 semanas hasta el pasado lunes.

El equipo de Nadal valorará próximamente el nuevo calendario del tenista que cuyo gran objetivo de la temporada es Roland Garros. Nadal podría no jugar tampoco en el Masters 1.000 de Miami y centrar su vuelta en la gira europea de tierra volviendo al circuito en Montecarlo (9 de abril) y seguidamente Barcelona, Masters 1.000 de Madrid y Másters 1.000 de Roma como preparación para Roland Garros.

VOLVER A PORTADA