La tecnológica estadounidense Meta, propietaria de Facebook, WhatsApp e Instagram y que cuenta con más de 87.000 empleados, planea efectuar despidos a “gran escala” a partir de esta semana, que se espera que afecten a “muchos miles” de trabajadores, según publica este lunes The Wall Street Journal. Se prevé que los despidos, la mayor reducción de empleo en marcha de esta compañía en sus 18 años de historia, empiecen a efectuarse a partir del miércoles, según dicha publicación que cita a fuentes conocedoras del asunto y que no precisa qué departamentos y lugares se verán afectados por esta reducción de personal.

El anuncio se produce menos de una semana después de que Twitter comunicara también recortes de empleo, que afectarían aproximadamente a la mitad de la plantilla y que se plantean después de que Elon Musk, comprador de la red social, se hiciera cargo de la empresa.

Aunque en términos porcentuales el número de despidos esperados en Meta será menor que en Twitter, en términos cuantitativos podría ser el más grande efectuado hasta la fecha por una importante empresa tecnológica en un año. Todo ello después del repunte que hubo de contrataciones en el sector como consecuencia de la pandemia.

Recortes

A finales de septiembre, su consejero delegado Mark Zuckerberg, ya anunció en una reunión con sus empleados que detendría las contrataciones previstas, con el fin de reestructurar equipos y reducir los gastos de la empresa. Su idea era que Meta fuera una compañía más pequeña en 2023. Días antes, The Wall Street Journal ya había publicado que Meta planeaba recortar gastos en al menos un 10% en los próximos meses, su primer gran recorte de presupuesto desde que se fundó en 2004.

En lo que va de año, las acciones de la compañía con sede en Menlo Park (California) han caído aproximadamente un 70% y actualmente registran su precio más bajo desde 2016. Además, obtuvo un beneficio neto de 4.395 millones de dólares, unos 4.426 millones de euros al cambio, en este tercer trimestre del año, lo que supone una caída del 52,2% respecto del mismo periodo de 2021.

Este conglomerado estadounidense de tecnología y redes sociales ha sufrido el deterioro de las tendencias macroeconómicas actuales, pero los inversores también se han asustado por sus gastos y las amenazas al negocio principal de redes de la empresa, precisa el diario económico.

VOLVER A PORTADA