perjudicando seriamente: la falta de personal para conseguir que todos los pasajeros lleguen a su avión a tiempo.

Precisamente, una cifra muestra la carencia que las aerolíneas tratan de evidenciar: más de 6.000 pasajeros se quedaron sin llegar a su avión entre casi todo octubre y la primera semana de noviembre.

Las compañías aéreas reclaman una solución para esta anomalía, y ya advierten de que puede suponer un grave problema para las semanas venideras, muy especialmente para Navidad, ya que se diciembre se trata de una época en la que la cantidad de vuelos suele ser equivalente a los de verano. De momento, la solución sigue sin llegar y el problema permanece sobre la mesa.

El Gobierno no responde a las reclamaciones

La Asociación de Líneas Aéreas, en colaboración con la patronal, enviaron una carta al Ministerio del Interior el pasado mes de octubre, solicitando la apertura de nuevas medidas para reforzar los controles y contar con más personal, pero el Ministerio no respondió, según apuntan ambas instituciones, que continúan en su lucha por ayudar a las aerolíneas.

Son estas también las que han pedido medidas para tratar de contener el monumental atasco que se está formando en algunos accesos, y que ha provocado la pérdida de vuelos, lo cual, advierten, “daña la imagen de España”.

Por otra parte, la reapertura de vuelos desde Estados Unidos a personas ya vacunadas, en vigor desde el pasado 8 de noviembre, ha supuesto otro motivo por el cual se reclama la contratación de nuevo personal, puesto que el gigante americano es uno de los destinos más reclamados desde España, y por lo tanto, también puede complicar más los retrasos a la hora de pasar los controles.

 

VOLVER A PORTADA