Girona, están viviendo una situación límite. Hay montones de basura en las calles de Salt, tras más de dos semanas de huelga de los trabajadores del servicio de limpieza. La huelga comenzó el día 25, Navidad y sigue sin resolverse el conflicto 18 días después.

Los vecinos comienzan a estar cansados de la situación y los trabajadores siguen sin llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento.

Los habitantes se quejan de que las bolsas de basura ocupan las aceras y les impiden el paso. También de que el olor comienza a ser insoportable. “Es insano”, comenta uno de los vecinos de la localidad.

“Esto no va a ser covid, va a ser peor que el covid“, asegura otra vecina.

El Ayuntamiento denuncia que la empresa no está cumpliendo ni siquiera con los servicios mínimos. Y los vecinos piden soluciones porque aseguran que se trata de un foco de infección.

La última reunión entre trabajadores y concesionaria duró 12 horas. Pero el acuerdo con las mejoras laborales y salariales que piden no llega.

“Es una huelga en toda regla, no hay mínimos; cada día es peor”

Los dueños de establecimientos y comercios se quejan de que con la basura en las calles se impide la entrada a algunos locales. “No entra gente“, se quejan desde una pizzería de Salt.

La huelga comenzó hace ya más de dos semanas y ha provocado que se acumulen montones de bolsas de basura en las calles, impidiendo, según los vecinos, hacer una vida normal porque la basura ocupa las aceras y tienen que ir esquivando los obstáculos.

 

VOLVER A PORTADA