ordena a los canales de televisión que dejen de emitir programas con mujeres. Estas nuevas directrices han sido emitidas el pasado domingo por el Ministerio de Promoción de la virtud y prevención del Vicio que a principios de año reemplazó al Ministerio de Asuntos de la Mujer.

Con este nuevo decreto, las películas y series de televisión no pueden contener actrices en Afganistán. También se prohíbe mostrar hombres que no estén cubiertos desde el pecho hasta las rodillas. Se han prohibido programas satíricos, espectáculos de comedia y entretenimiento que insulten a la religión.

Los talibanes han declarado que la orden ha sido emitida para contrarrestar la propagación de la inmoralidad y la transmisión de videos que “van en contra de los principios de la sharia (ley islámica) y los valores afganos”.

En el pasado, la ‘policía moral’ de los talibanes había impuesto restricciones violentas contra las mujeres, golpeándolas por vestirse de manera ‘inmodesta’ o aventurarse afuera sin un tutor masculino y prohibiendo que las niñas fueran educadas más allá de la escuela primaria. También se ha reprimido la música, el baile y otras formas de entretenimiento. Las violaciones fueron castigadas con flagelaciones, golpizas, amputaciones e incluso ejecuciones públicas.

Policía moal

Esta ‘policía moral’ ya existió durante el anterior gobierno talibán dede 1996 hasta 2001. Aplicaron restricciones que violaron derechos humanos fundamentales. Las medidas impuestas en aquel momento incluían prohibir salir a las mujeres de casa a menos de estar acompañadas por un pariente cercano masculino y prohibir la educación a las niñas.

Además esta ‘policía moral’ golpeaba públicamente a las mujeres por enseñar muñecas, manos o tobillos, salir sin compañía.

A día de hoy, las niñas afganas tienen prohibido regresar a la escuela secundaria en la mayoría de provincias. De momento, ningún país ha reconocido al nuevo gobierno talibán instaurado en Kabul.

 

VOLVER A PORTADA