La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en la fiesta del centenario del PCE, a 25 de septiembre de 2021, en Rivas-Vaciamadrid, Madrid (España). La fiesta anual del PCE, conmemora en esta edición el centenario de la formación. Uno de los asuntos centrales a debatir en este evento es la unidad popular de las fuerzas de la izquierda. Los debates y conferencias establecidos para este fin de semana cuentan, entre sus asistentes, a pesos pesados de Unidas Podemos, muchos de ellos actualmente en el Gobierno. 26 SEPTIEMBRE 2021;CENTENARIO;PCE;YOLANDA DÍAZ;POLÍTICA Jesús Hellín / Europa Press 26/09/2021

En el Gobierno no es un secreto la tensión soterrada que desde hace un tiempo mantienen las ministras de Podemos, Irene Montero y Ione Belarra, contra Yolanda Díaz. La sorpresa es que ahora haya salido a la luz con un “tono ofensivo” , como denuncian los ministros socialistas. “Ahora es como muy público“, añaden sin poner paños calientes a un enfrentamiento que se retransmite casi en directo.

Este martes, tras un fin de semana repleto de una serie de inyectivas de Pablo Iglesias contra la vicepresidenta segunda, la tensión antes del Consejo de Ministros entre Irene Montero y Yolanda Díaz “era la normal”. Faltaba la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, de baja por su reciente maternidad. “Hay una tensión y esperamos que se resuelvan“, dice algún ministro socialista que no oculta la poca química entre las ministras moradas.

“Cuestiones personales difícilmente reconciliables”

En el centro de todas las tensiones está el papel que tiene que ejercer Podemos. Si debe diluirse en la plataforma de Díaz, Sumar, o debe mantenerse como un partido autónomo liderando la coalición de Unidas Podemos.

La secretaria general de los morados, Ione Belarra y mano derecha de Pablo Iglesias ya ha dado muestras de que no piensa integrar su partido. En todo caso, estaría a favor de pactos con Sumar pero sin integrarse dentro. Es decir: Belarra e Iglesias quieren que la plataforma de Díaz sea un partido más al igual que lo es IU, Podemos o Alianza Verde.

En el Gobierno hay opiniones para todos los gustos. Algunos ministros creen que Pablo Iglesias “busca ponerse en valor”. Otros, que se trata de una “estrategia deliberada” para vender que “aquí se nos desprecia” y mantener la marca de Podemos por encima de la de Sumar.

Tienen un debate pendiente“, añaden mientras que esperan “que lo diriman cuanto antes”, ya que necesitan que “ese espacio a la izquierda del PSOE se ponga de acuerdo”, aunque reconocen que “hay cuestiones personales difícilmente reconciliables“.

No ven a Iglesias volviendo

Queda por ver si la sangre llega al río. Los ministros socialistas esperan que Yolanda Díaz sea la que al final lidere los partidos a la izquierda del PSOE y descartan que Pablo Iglesias pueda volver. “No lo veo”, afirma tajante una ministra. La figura del exvicepresidente quedó muy dañada tras las autonómicas madrileñas y no creen que se anime a volver a la primera fila.

En el PSOE son conscientes de que necesitan un partido que agrupe todo el espacio a su izquierda. “Esperamos que se pongan de acuerdo”, afirman los ministros conscientes de que los socialistas nunca obtendrán el voto de gente de extrema izquierda. De lo contrario, aumentará “la distracción del voto” y advierten: “si se presentan por separado, pueden acabar en la irrelevancia”.